La historia del día que un reportero sobó a Scarlett Johansson en la alfombra roja de los Globos de Oro

Margarita Lázaro

Scarlett Johansson tenía 21 años. Era enero de 2006 y la actriz estaba en pleno apogeo profesional. Un año antes había estrenado la aplaudida Match Point de Woody Allen por la que recibió la nominación al Globo de Oro a Mejor actriz de reparto. No se llevó el premio —fue para Rachel Weisz— pero sí uno de sus momentos más incómodos de su carrera sobre la alfombra roja. El diseñador Isaac Mizrahi, en ese presentador para E!News, le tocó el pecho mientras la entrevistaba como si fuese lo más natural.

El momento ha vuelto a Twitter 14 años después. "¿Qué pensaba este tipo que estaba haciendo?”, escribió @silverswidow al recuperarlo. “Imagina tener 22 años, estar emocionada por ir a los Globos de Oro porque estás nominada y entonces ocurre esto. Es asqueroso”, añadió @ultracarolnat, que ha conseguido que su tuit supere los 77.000 me gusta y los 16.000 retuits en menos de 48 horas.

En el vídeo se escucha a Johansson decir “es el estilo Valentino” antes de que Mizhari le toque el pecho. Le había preguntado si debajo del espectacular diseño rojo del italiano llevaba sujetador y quiso comprobar que estaba incorporado en la pieza, como ella le explicó.

Este momento con Johansson fue una de las muchas salidas de tono que protagonizó esa noche Mizrahi. También intentó asomarse por el escote del vestido de Teri Hatcher y con Eva Longoria fue más abajo al preguntarle si se había afeitado

Reírse fue la única reacción posible de la actriz, que según publicó meses después Los Angeles Times, dijo que el momento le resultó bastante incómodo. “Había estado dos horas preparándome el pelo, el maquillaje y vistiéndome. Y en la primera entrevista que hago, con alguien que no conocía de antes, me acarician para su propia satisfacción”, dijo. “Y pensé, ¡Oh, Dios mío! Esto está sucediendo en televisión en directo!”. 

Scarlett Johansson, con un Valentino rojo en los Globos de Oro 2006. (Photo: AFP via Getty Images)

Según el círculo cercano de Scarlett Johansson, la actriz reaccionó así por ser quién era. “Si no llega a ser gay, lo habría abofeteado”, dicen que dijo. 

La intérprete, que en 2018 se unió al movimiento #MeToo contra el acoso sexual en Hollywood pronunciando un encendido discurso, aseguró entonces que la forma de actuar de Mizhari no le enfadó. “Es un tipo que está comenzando su carrera televisiva y para él está siendo un momento excitante. No puedo estar enfadada con él. Seguramente está encantado con la prensa y la atención recibida”. 

La actriz no se equivocó. Encantado y sin ningún tipo de remordimientos. “Toqué el vestido para ver cómo era. No la toqué a ella. Toqué el vestido para ver si había sujetador debajo”, se justificó Mizhari en su primera entrevista tras la gala.

La pregunta sobre todo lo ocurrido en la alfombra roja fue obligada: ¿Crees que debes pedirle perdón alguien?. Y su respuesta no tuvo desperdicio: “No, no hice nada malo. Esto es lo que diré. Si alguien se ofendió, lo siento”.

Siete años después, en 2013, insistió en una entrevista en televisión al asegurar que no hizo nada malo:  sólo estaba comprobando si llevaba sujetador y por eso le toqué el pecho, como algo natural, igual los médicos estrechan la mano de sus pacientes.