La mujer de Zapatero, víctima de mofas por su nuevo corte de pelo

Las redes están ardiendo desde que José Luis Rodríguez Zapatero reapareciera este fin de semana con su mujer en el Congreso de los Diputados para despedir a Alfredo Pérez Rubalcaba, quién falleció el pasado viernes 10 tras sufrir un ictus. Allí la mujer de ex presidente socialista acaparó la atención por su nueva imagen, que es, cuanto menos, sorprendente.

Sonsoles Espinosa junto a su marido, José Luis Rodríguez Zapatero (RTVE).

En su reaparición pública, Sonsoles Espinosa lució su habitual rubio platino, pero con un peinado muy inusual: un corte de melena justo a la altura de las orejas y un flequillo todavía menos largo. Por este aspecto, la mujer de Zapatero no tardó en convertirse en blanco de infinidad de comentarios en las redes.

Hubo algún tuitero que comparó el pelo de Sonsoles con el de la mítica Juana de Arco, pero la mayoría de usuarios fueron más ácidos a la hora de criticar este llamativo cambio de imagen. “Se ha dado orden de busca y captura al estilista de Sonsoles Espinosa”, publicó el usuario Isabel García con bastante mala leche. “Cuando le pides a tu peluquero un corte a lo Cersei Lannister y el peluquero es más de otras series”, escribió José Antonio Garrido haciendo referencia a Juego de Tronos.

Tampoco faltaron en aparecer en Twitter algunos memes con el look de la mujer de Zapatero. Uno de los más aplaudidos fue el de Espinosa con la cara de Clint Eastwood. Pero hay una cosa en la que están de acuerdo los usuarios de dicha red social y es lo poco afortunado de su peinado. “La verdad es que le ha cortado el pelo su peor enemigo”, afirma otro tuitero. Pero, ¿es que esta señora no puede ir como quiera? ¿Están siendo muy crueles con ella?

No es la primera vez que la imagen de la familia Zapatero causa furor en Twitter. Recordemos la de comentarios que se sucedieron en septiembre 2009, cuando las hijas del presidente fueron vestidas de góticas a su encuentro con Barak Obama en la Casa Blanca. De hecho, las dos niñas siguen huyendo de la popularidad que les dio aquel llamativo posado en Estados Unidos.