La venezolana que ha pasado de ser la asistente de Kylie Jenner a una estrella de Instagram

Victoria Villarroel, ataviada con un conjunto muy propio de su antigua jefa, posando en Instagram

Detrás de la famosa familia Kardashian-Jenner hay un sinfín de peluqueros, maquilladores, niñeros y personas de confianza que les hacen la vida un poco más fácil y que suelen permanecer en un discreto segundo plano.

La empresaria Kylie Jenner ha contado a lo largo de los últimos cinco años con una asistente personal llamada Victoria Villarroel que ahora acaba de renunciar a su puesto de trabajo para rentabilizar los más de 900 mil seguidores que tiene en Instagram comenzando a labrarse su propia carrera como 'influencer'.

Su decisión de renunciar a un empleo por el que otros muchos jóvenes matarían ha dado pie a todo tipo de rumores, en especial después de las tensiones que marcaron el despedido de la mano derecha y directora de operaciones de todas las marcas de Kim Kardashian -la hermana mayor de Kylie- por culpa de una indiscreta entrevista en la que desvelaba demasiados detalles de la vida privada de su jefa.

Sin embargo, ese no ha sido el caso entre Kylie y la joven que fue su sombra durante un lustro, según se ha encargado de desvelar esta última a través de un comunicado que ha compartido este martes en sus redes sociales aclarando que a día de hoy sigue sintiendo un gran cariño por la persona que le dio una oportunidad laboral única en la vida.

"No os creáis todo lo que leáis, chicos", les ha pedido Victoria a sus fans. "Esas historias son falsas. He trabajado con Kylie cinco años y ha acabado por convertirse en una de mis mejores amigas. Las dos decidimos de mutuo acuerdo hace cosa de un año que había llegado el momento de seguir creciendo por separado a nivel profesional. Aún es una de mis amigas más queridas y nuestra relación no ha hecho más que fortalecerse desde entonces".

Por el momento no está claro en qué dirección se enfocará Victoria, que nació en Venezuela y residió en Mexico y Trinidad y Tobago antes de instalarse en Los Ángeles para continuar con sus estudios en el Fashion Institute of Design & Merchandising. Su ingreso en el círculo de allegados del mediático clan se produjo cuando consiguió un puesto de becaria en Jenner Communications y poco después Kylie decidió que era la más adecuada para trabajar directamente a sus órdenes cuando ella empezó a necesitar más ayuda para manejar su imperio cosmético.