Las labores de búsqueda de Naya Rivera se convierten en una operación para recuperar su cuerpo

·1  min de lectura


El departamento del sheriff del condado de Ventura ha retomado este jueves por la mañana las tareas de búsqueda en el lago Piku de California donde este miércoles desapareció la actriz Naya Rivera después de alquilar un bote con su hijo de cuatro años. Aunque el pequeño fue encontrado dormido en el interior de la embarcación, no había ni rastro de la antigua protagonista de 'Glee', cuyo chaleco salvavidas se encontraba a bordo.
La principal teoría que se baraja es que la intérprete sufrió un trágico accidente y se ahogó mientras nadaba con su hijo, en vista de que el niño ha explicado que ambos habían estado en el agua pero solo él regresó al bote.
Las esperanzas de encontrar a Naya con vida son ahora mínimas y la operación de búsqueda y rescate se ha convertido ahora en una de recuperación. Las autoridades han reconocido que cabe la posibilidad de que no sean capaces de encontrar su cuerpo si ha quedado atrapado bajo el agua debido a la mala visibilidad que hay en el lago, y por tanto puede que nunca se aclare qué le sucedió realmente a la actriz.
El dispositivo que se ha desplegado incluye un helicóptero, barcos, buzos y cinco vehículos aéreos no tripulados y cuenta con la participación de más de 80 personas. Sin embargo, las condiciones no han mejorado desde el miércoles y ese mismo día la búsqueda tuvo que ser suspendida alrededor de las diez de la noche porque continuar con las inmersiones habría supuesto poner en peligro la vida de los buzos.