Lady Gaga: 'No quería ser yo misma'

·2  min de lectura


La cantante Lady Gaga no ha tenido reparo en aprovechar las páginas de la revista People para desahogarse sobre esa etapa de su existencia, cuando ya había alcanzado la fama y prestigio mundial del que goza en la escena musical, en la que se encontraba profundamente "deprimida", "triste" y hasta cierto punto avergonzada de haber tenido que crear un alter ego para escapar de sus propios demonios personales.

"Solía levantarme por las mañanas y volvía a tener presente que me había convertido en Lady Gaga, una persona diferente. Y después me sentía deprimida y triste, como si no quisiera ser yo misma. También me sentía amenazada por todas esas cosas que mi carrera musical había traído a mi vida, como el cambio de ritmo", ha revelado la estrella del pop en su entrevista con la publicación.

"Pasé mucho tiempo en una especie de estado catatónico, durante el que no quería hacer absolutamente nada. Pero finalmente y poco a poco, empecé a componer más música y a contar la historia de mi vida a través de mi nuevo disco", ha concluido sobre el desenlace tan positivo de su particular camino de superación profesional y también anímico.

Hace solo una semana, la artista neoyorquina quiso hacer balance de otro episodio aún más traumático de su pasado, la violación que sufrió cuando solo era una adolescente, así como del apoyo que le brindó y las fuerzas que le insufló su abuela paterna, Angelina Calderone Germanotta, para que pudiera dar un vuelco total a su vida y a su mentalidad.

"Mi abuela cambió mi vida. Después de que me violaran, me tiré varios días llorando en el sofá. En un momento dado, ella encendió la televisión, puso la MTV y me dijo que mirara a la pantalla. Una cantante estaba actuando en ese mismo instante. Entonces mi abuela me dijo: 'Voy a dejar que llores el resto del día, pero mañana vas a levantarte y vas a tratar de cambiar el mundo para mejor. Mañana no quiero ver más lágrimas'", aseguraba en una íntima charla con Oprah Winfrey.