Las experiencias de Jorge Javier con Grindr en Abu Dabi

Nunca oculta que recurre a aplicaciones de móvil como Grindr para ligar. De hecho, asegura que tiene “mucho tirón entre los veinteañeros”. Por eso, aprovechando el pasado puente de noviembre, Jorge Javier Vázquez decidió hacer una escapada a Abu Dabi con muchas ganas de mambo. “Eché en la maleta un par de cajas llenas de preservativos porque intuía que iba a triunfar”, confiesa en Lecturas, donde cuenta que en ese viaje le acompañaba una amiga.

Ocho meses de romper con su ex Paco, Jorge Javier tiene ganas de jugar (Mediaset).

Sin embargo, el presentador se llevó el primer chasco nada más poner un pie en la capital árabe. Allí se dio cuenta de que la herramienta gay –la del móvil, claro– no funcionaba. “Grindr está capado en los Emiratos y, hasta que no me entero de que se puede acceder a él gracias a una aplicación que sortea censuras, pierdo una noche”, añade en su relato.

Aunque solventó el principal problema, Jorge Javier tampoco funcionó entre otros usuarios locales. “Una vez habilitada de nuevo la máquina de ligoteo, me doy cuenta de que no todo el monte es orégano. Pese a que pongo en mi perfil una foto que me hice para Lecturas con una camisa mojada y luciendo cuerpazo –o así–, tengo un éxito tan relativo que es muy cercano al fracaso”.

Viendo que la cosa tampoco funcionaba demasiado, el presentador y su compañera decidieron salir de marcha por Abu Dabi, pero la situación no hizo más que empeorar. “Tal era la diversión que volvimos al hotel durmiéndonos en el taxi de puro aburrimiento”. Al final, Jorge Javier tiró la toalla, pero sin perder el humor: “Mucho me temo que utilizaremos los preservativos para adornar la habitación con globos”. Fan.