Las mayores excentricidades de los niños ricos

Good News

Son varias las cuentas de Instagram en las que se hace una recopilación de los mayores caprichos y derroches de dinero de los adolescentes más ricos del planeta. Los dispendios de estos jóvenes van desde usar uno de los champagne más caros del mundo en el wáter en lugar de tirar de la cadena a gastar sólo en una noche 53.000 dólares.

Las fotografías en las que tiran el dinero, literalmente, o lo queman son interminables. En las cuentas Rich Kids o Luxury Kids de Instagram se puede comprobar que su estilo de vida se rige por un desprecio absoluto por el dinero.

Viajes a lugares paradisiacos, vivir en mansiones, volar en jet privado o conducir coches imponentes no es suficiente para algunos adolescentes millonarios. Para ellos, la diversión parece basarse en el derroche sin miramientos de su fortuna. O por lo menos, eso es lo que parece cuando miramos cuentas de Instagram que recopilan sus excentricidades.

Desayunar cereales con champagne, comer de una zapatilla de marca encima de un Porsche, llevar a un tigre dentro de un Bentley o quemar cientos de billetes de dólar, son algunas de sus magníficas ideas. El dinero no compra la felicidad y, desde luego, tampoco el sentido común.

También te puede interesar: