Las mujeres viven más años, pero con peor salud que los hombres (esta es la razón)

Cada vez hay más viudas en España, y nos parece normal. Pero… si supieras cómo afecta a la sociedad esta brecha de género en salud

Vivir más años con peor salud no es ninguna ventaja. Hay que vivr la vejez de una forma más positiva como muestra esta imagen. (Foto: Rachelle Vance / Getty Images.

Envejecer de forma saludable es un reto que de momento no hemos conseguido. Es cierto que las mujeres viven más años, pero con peor salud que los hombres debido al estrés causado por las cargas familiares y laborales que asumen; y esta brecha le cuesta 8.945 millones de euros al año a la economía española.

Es una de las principales conclusiones que se desprenden del primer estudio de la plataforma ClosinGap, ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en salud’, liderado por Merck, compañía líder de ciencia y tecnología experta en el área de la salud.

Según el informe, a pesar de que las mujeres tienen una esperanza de vida al nacer 5,5 años superior a la de los hombres y 3,9 años mayor al llegar a los 65 años, la diferencia desaparece si solo se consideran los años en buena salud.

El rol de cuidadoras hace que las mujeres sufran más trastornos por ansiedad y depresión.(Foto: Thinkstock/GettyImages)

El estudio destaca que las mujeres dedican 1.800 millones de horas al año (el 62 por ciento del total) al cuidado de personas mayores y enfermos crónicos. Se trata de una dedicación no profesional, que de formalizarse, equivaldría a más de 977.000 empleos anuales a jornada completa, teniendo en cuenta que el Estatuto de los Trabajadores establece que la jornada laboral máxima legal en España es de 1.826 horas al año.

Esta desigual dedicación a los cuidados tiene también implicaciones en la salud. El estudio demuestra que los cuidados incrementan la probabilidad de sufrir depresión (en 3,4 puntos adicionales) y ansiedad (2,7) en las mujeres.

“De eliminarse las desigualdades que condicionan esta peor salud, el ahorro potencial que supondría para la sociedad en su conjunto llegaría, según el estudio, al 0,8 por ciento del PIB. Esto supone el 70 por ciento de la factura farmacéutica, lo que nos habría permitido poner en marcha soluciones que ayuden a la innovación y sostenibilidad del sistema sanitario”, explica Marieta Jiménez, presidenta y directora general de Merck en España y presidenta de ClosinGap.

Se estima que el valor económico potencial de esta mayor dedicación al cuidado que llevan a cabo las mujeres asciende a 7.812 millones de euros al año, cantidad con la que podría pagarse el 85 por ciento de la nómina mensual de todas las pensiones contributivas del país.

Una de cada cinco personas en la Unión Europea es mayor de 65 años, y el único aumento poblacional viene de la inmigración, según recoge el forme ‘Evolución de la Familia en Europa 2018’, presentado el 15 de mayo ante el Parlamento Europeo por el Instituto de Política Familiar. (Foto: Sean Gallup/Getty Images)

Además, la incidencia de la depresión y ansiedad en el PIB a causa del mayor recurso a las bajas por incapacidad temporal fruto de este mayor deterioro de la salud en las mujeres supera, según el informe, los 345 millones de euros.

Ciudades sin niños

Otra cuestión preocupante es la natalidad, tan baja que le restó 31.003 millones de euros a la economía española en 2016.

Parte de ese ‘desastre’ tiene que ver con la escasa concialiación laboral y los prejucios (aún vigentes) en el reparto de tareas de las parejas españolas. Además, el informe asocia la baja tasa de nacimientos del país con las condiciones en las que se ejerce la maternidad en España, especialmente durante los primeros meses y/o años de vida de los hijos. Así, si el país hubiera mantenido un comportamiento similar a la media de países del entorno, habrían nacido según el estudio 1,2 millones de personas más desde 1985; con ello, en 2016 habría habido 900.000 personas más en edad de trabajar.

Al respecto, Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck, afirmó que “el impacto económico de que esto no haya ocurrido fue de 31.003 millones de euros en 2016 o, lo que es lo mismo, un 2,8 por ciento del PIB. Esto equivale a casi el 50 por ciento el gasto público anual en sanidad en España. El 9,3 por ciento de esa cantidad habría formado parte de la recaudación por cotizaciones de Seguridad Social, lo que representaría 2.872 millones de euros más en recaudaciones”.

El estudio destaca que aquellos países con una mejor evolución de la natalidad y con permisos de paternidad más prolongados, como Alemania, Reino Unido o Suecia, obtienen una mayor puntuación en el índice Global de Brecha de Género elaborado por el Foro Económico Mundial, mientras que aquellos con peores cifras de nacimientos, como Grecia e Italia, obtienen peores puntuaciones.

¿Te preocupa envejecer con mala salud? ¿Te parece interesante conocer esta cifras? ¿Te sorprende que la salud de la población influya tanto en la economía?

También te puede interesar:

¿Es buena idea equiparar los permisos o dejarlo a elección de los padres?

Por cada hombre nueve mujeres sufren esta enfermedad crónica, incurable y poco frecuente

El ‘drama social’ que provocan la inequidad y desigualdades que existen en la vida de las mujeres

4 señales (en mujeres jóvenes) de que podrías tener la enfermedad del anciano

La imperfección que puede acabar en depresión

¿Qué es y para qué sirve el Día de la Mujer?

El ictus: la principal amenaza para la salud de las mujeres