Laura Escanes ha superado sus primeros 'miedos' maternales

Laura Escanes y su hija Roma en una foto reciente de (c) Instagram

Fiel a la sinceridad absoluta que exhibe durante esos cuestionarios a los que ella misma se somete con frecuencia en las redes sociales, la influencer Laura Escanes no ha dudado en hablar abiertamente de los "miedos" y de los momentos de "agobio" que sufrió durante las primeras semanas de vida de su pequeña Roma, fruto de su sólido matrimonio con el publicista Risto Mejide.

Sin otorgarle más ni menos importancia de la debida, la modelo de 23 años, quien recibió a su primogénita el pasado mes de octubre, ha asegurado que toda esa inquietud por lo desconocido -en su caso, las dinámicas de un bebé recién nacido- es completamente "normal" y parte de un proceso de descubrimiento no exento de retos pero tampoco carente de satisfacciones.

"Es un miedo completamente normal. Al principio me agobiaba por todo y lloraba, y cuando no sabía porque lloraba pues me agobiaba más, pero cada vez vas conociendo más a tu bebé y a base de paciencia vas entendiendo qué es lo que necesita en cada momento", ha contestado con total naturalidad a la pregunta de una seguidora de Instagram.

Parte de esa labor de aprendizaje no solo ha consistido en identificar y satisfacer las necesidades más acuciantes de Roma, sino también en experimentar de primera mano lo que es capaz de conseguir el "instinto" tan "mágico" que le ha brindado el mero hecho de ser madre.

"Ahora miro las cosas con otra perspectiva y alucino, porque el instinto es mágico y cuando la tuve en brazos todo salió solo", ha añadido en la misma conversación para señalar, justo a continuación, que su hija parece estar creciendo a pasos agigantados. "Ya pesa seis kilos y doscientos gramos", ha revelado orgullosa.