Lavavajillas: ahorrá luz (y dinero) con estos consejos para usar mejor este electrodoméstico de tu cocina

·8  min de lectura

Para limpiar tus platos, protegerlos de daños y ahorrar energía, es importante aprender a cargar en forma correcta tu lavavajillas. Después de todo, estos electrodomésticos están diseñados para usarse de una manera específica.

Pero no es complicado, y con solo un poco de educación, cualquiera puede mejorar su eficiencia energética diaria y obtener vasos, platos y cubiertos más limpios. Estos son los conceptos básicos sobre cómo cargar tu lavavajillas, junto con consejos para ahorrar energía.

Existen técnicas de uso que mejoran la eficiencia del lavavajillas.
Existen técnicas de uso que mejoran la eficiencia del lavavajillas.

Existen técnicas de uso que mejoran la eficiencia del lavavajillas.

La importancia de cargar en forma correcta tu lavavajillas

Cargar un lavavajillas en forma incorrecta puede evitar que tus platos se limpien y puede dañar los artículos delicados y posiblemente incluso tu lavavajillas.

Para evitar esos problemas, es importante saber la diferencia entre lo que se coloca en el estante superior y lo que se debe limpiar en el estante inferior.

Las siguientes son las claves sobre cómo cargar en forma correcta tu lavavajillas para mejorar el ahorro de energía, reducir el consumo de agua y obtener platos más limpios.

Cómo cargar la rejilla inferior de tu lavavajillas

  • Mantené todos los platos separados unos de otros. Mantener la distancia espacial entre los artículos en tu lavavajillas ayuda a que el agua y el detergente entren, alrededor y entre ellos para una mejor limpieza. También evitá que los artículos se golpeen entre sí, lo que puede provocar que se astillen.

  • Colocá todos los platos de la rejilla inferior mirando hacia el centro. La mayoría de los diseños de lavavajillas tienen un rociador de agua giratorio central en el fondo de la tina del lavavajillas.

  • Aseguráte de que el lado más sucio de cada plato mire hacia esa fuente de agua para asegurarte de que reciba toda la fuerza del rociado para una mejor limpieza.

  • Colocá los artículos grandes a los lados o en la parte posterior de la rejilla inferior. Colocá artículos más grandes a los lados o en la parte posterior de la unidad para ser eficiente con tu espacio.

  • Aseguráte de que no se extienda nada hacia abajo que pueda bloquear los brazos giratorios del rociador de agua.

  • Colocá los utensilios (excepto los cuchillos afilados) con los mangos hacia abajo. Los utensilios quedarán más limpios si los cargás con los mangos hacia abajo.

  • Aseguráte de tener suficiente distancia entre cada uno y que tus cucharas no se aniden una contra la otra.

  • Los cuchillos afilados deben entrar con los mangos hacia arriba para que no te cortes. Mejor aún, laválos a mano para conservar su temple (dureza) y bordes.

  • Colocá cada olla y sartén en la fila inferior con el lado abierto hacia abajo, sin amontonar los otros platos al lado. Si las ollas y sartenes no se colocan boca abajo en el fondo, se llenarán de agua sucia.

El uso eficiente del lavavajilla tiene un inmpacto concreto en tu factura de luz.
El uso eficiente del lavavajilla tiene un inmpacto concreto en tu factura de luz.

El uso eficiente del lavavajilla tiene un inmpacto concreto en tu factura de luz.

Cómo cargar la rejilla superior de tu lavavajillas

  • Cargá recipientes de plástico en la rejilla superior. El elemento calefactor del lavavajillas en la parte inferior de tu unidad puede derretir o deformar los plásticos. Mantenélos en la rejilla superior para evitar daños. Verificá que todo lo que cargues tenga una etiqueta que diga que es apto para lavavajillas.

  • Colocá los tallos de las copas de vino en malla (si está disponible). Las copas de vino suelen ser delicadas y pueden romperse fácilmente. Algunos lavavajillas cuentan con una malla de seguridad para mantenerlos de pie y separados. Si no tenés uno, lo mejor es lavarlos a mano.

  • Apilá tus tazones en una pendiente en la fila del medio. Colocá los tazones en ángulo para que el agua los rocíe pero no se llenen.

  • Colocá utensilios grandes y espátulas en la rejilla superior, en el valle entre los tazones y las tazas.

  • Usá el centro de la rejilla superior para utensilios largos para que no se deslicen y bloqueen el brazo giratorio de la lavadora.

El lavavajilla ahorra tiempo pero puede causar un desperdicio de energía.
El lavavajilla ahorra tiempo pero puede causar un desperdicio de energía.

El lavavajilla ahorra tiempo pero puede causar un desperdicio de energía.

Limpieza regular del lavavajilla

Un consejo de mantenimiento de electrodomésticos para que funcione sin problemas, de manera segura y eficiente es darle una limpieza regular.

  • Limpiá tu lavavajillas en forma anual. Tu lavavajillas puede ensuciarse después de lavar los platos durante semanas y meses.

  • Retirá los trozos grandes de comida del fondo, limpiá el filtro y limpiá los sellos alrededor de la puerta.

  • Revisá el brazo rociador en busca de boquillas obstruidas y usá un escarbadientes para limpiarlas.

  • Ejecutar un ciclo con un cuarto de taza de vinagre puede eliminar las incrustaciones, o podés probar paquetes de limpieza de lavavajillas especialmente hechos.

Conviene limpiar en forma periódica el lavavajilla.
Conviene limpiar en forma periódica el lavavajilla.

Conviene limpiar en forma periódica el lavavajilla.

Reutilizá tu vaso

Usá solo un vaso a lo largo del día. Si te preguntás cómo reducir el consumo de energía del lavavajillas, intentá limitar la frecuencia con la que hacés funcionar esta máquina.

Bebé de la misma taza o vaso todo el día. Después de tu té o café de la mañana, un enjuague rápido lo deja listo para agua o refrescos. Si todos en tu familia enjuagan y reutilizan, no llenarás tu lavavajillas tan rápido y no tendrás que utilizarlo con tanta frecuencia.

Cómo hacer funcionar tu lavavajillas para la eficiencia energética

Estos son algunos consejos para ahorrar energía en el lavavajillas que reducen tu consumo de energía y mejoran la eficiencia.

  • Evitá las horas punta o equilibrá el uso con otros electrodomésticos. La demanda de electricidad es mayor durante el día, lo que la hace más cara. Hacé funcionar tus electrodomésticos grandes durante la noche para evitar el uso de energía en las horas pico. Si tenés un lavavajillas inteligente, podés configurar un programa de eficiencia energética.

  • No enjuagues previamente tus platos. ¿Cuánta agua usa un lavavajillas? Depende en parte de cómo lo uses. El prelavado de platos es un desperdicio e innecesario con las modernas máquinas de alta eficiencia. Además, si el detergente no encuentra comida adherida, puede dejar un residuo.

  • Lavá a mano todos los artículos de madera, hierro fundido, bronce, cobre o peltre. El hierro se oxidará. Otros metales se picarán y decolorarán. Los artículos de madera pueden secarse y partirse. Es mejor lavar estos artículos a mano.

  • Aseguráte de que no haya restos de partículas pegadas cerca del desagüe de lavados anteriores. Cuando vaciés tu lavavajillas, revisá el fondo en busca de platos que se hayan resbalado o comida que pueda estar atascada allí.

  • Verificá que no haya nada que obstruya los brazos rociadores en la parte inferior. Las cucharas y los platos pequeños pueden caerse y obstruir los brazos rociadores, dañándolos o quemando el motor de tu lavavajillas.

  • Utilizá un líquido de preenjuague. Si tenés agua dura, un líquido de preenjuague puede prevenir manchas en tus platos y ahorrarte el esfuerzo de tener que limpiarlos.

  • Usá el ciclo correcto. Debés tener cuidado al seleccionar un ciclo. Un ciclo de lavado de ollas puede dañar los platos delicados. Un remojo y enjuague adicionales pueden desperdiciar energía con una carga ligeramente sucia.

  • Ejecutá solo cargas completas. Puede ser un hábito hacer funcionar el lavavajillas después de la cena todas las noches, pero podría ser un desperdicio. En su lugar, utilizá el lavavajillas sólo cuando esté lleno. Cualquier ciclo requiere la misma cantidad de agua y energía sin importar cuántos platos agregue, por lo que aumenta la eficiencia para asegurarte de que el lavavajillas esté lleno.

  • Debés tener cuidado de no sobrecargar tu lavavajillas. No vayas demasiado lejos en la otra dirección y sobrecargues tu lavavajillas. Podrías dañar tus platos y es posible que la máquina no los limpie correctamente. Eso podría conducir a un lavado adicional después del ciclo, lo que requiere más energía y agua.

  • Considerá la posibilidad de secar al aire en lugar de ejecutar el ciclo de calor en tu lavavajillas. El consumo de energía del lavavajillas aumenta mucho si utilizás el secado con calor. Cuando no tengas prisa, dejá que los platos se sequen al aire. Si ejecutás su carga por la noche, es probable que tus platos estén secos por la mañana.

Algunos artículos de cocina y vajilla conviene más lavarlos bajo el chorro de agua.
Algunos artículos de cocina y vajilla conviene más lavarlos bajo el chorro de agua.

Algunos artículos de cocina y vajilla conviene más lavarlos bajo el chorro de agua.

Comprender el uso de energía de tu lavavajillas

Elegí un lavavajillas de bajo consumo. Si estás interesado en cómo ahorrar energía con tu lavavajillas, lo mejor que podés hacer es comprar un modelo de bajo consumo con una buena calificación Energy Star.

Podés calcular cuánta electricidad usa un lavavajillas y cuánta agua también, y luego calcular tu ahorro de energía. Un lavaplatos estándar certificado como Energy Star debe usar 270 kilovatios-hora por año o menos.

Para calcular el valor exacto del ahorro de energía de un buen uso de lavavajilla, primero debés determinar cuánta energía consume el lavaplatos cuando está encendido. Luego, debés averiguar cuánto estás pagando por la electricidad por kWh (en general y durante los períodos pico).

Deberás revisar sus facturas de electricidad y ver cuánto cobra la empresa de servicios públicos por kWh. Multiplicá la tarifa por kWh por la cantidad de electricidad ahorrada, y esto te dará el valor de los ahorros.

Cómo cargar correctamente un lavavajillas es una de esas cosas cotidianas en las que quizás no pensás demasiado. Pero cambiar los hábitos diarios de consumo de energía puede tener un efecto profundo con el tiempo.

Un poco de esfuerzo y conocimientos adicionales harán que tus platos queden más limpios, los protegerán de daños y ayudarán a conservar los recursos naturales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.