Leah Remini acusa a la cienciología de 'robarle' a su padre

Leah Remini

La actriz Leah Remini acaba de realizar una publicación en su cuenta de Instagram en la que anuncia el fallecimiento hace un mes de su padre George Anthony Remini al mismo tiempo que explica que se enteró de esa triste noticia el pasado viernes por medio de una persona cuyo nombre no ha querido desvelar, que se puso en contacto con una de sus hermanas para darle el pésame.
En el largo comunicado que ha compartido, la intérprete asegura que ni ella ni sus allegados estaban al corriente de que George se encontraba gravemente enfermo desde hacía tiempo y que tampoco fueron informados de los preparativos en torno a su funeral, al que en consecuencia no asistieron.
Aunque ella misma admite que su relación no era buena, como desveló con todo lujo de detalles en su libro, también afirma que nunca perdió la esperanza de que pudieran solucionar sus diferencias o que su progenitor reconociera al menos "los abusos y el abandono" al que las sometió a sus hermanas y a ella en su infancia. "Nunca tuvimos la oportunidad de que lo hiciera, pero aun así no puedo evitar sentir dolor. Estoy enfadada conmigo misma por llorar por alguien que nunca lloró por mí. Estoy enfadada porque todavía quería el cariño de ese hombre".
Según el testimonio de Leah, la cienciología -la iglesia de la que ella se desvinculó en 2013 y a la que lleva criticando duramente desde entonces- es la única culpable de que no pudiera despedirse de George al haberle convertido en un arma en sus supuestos esfuerzos por ensuciar su buen nombre.
"Me enfurece que la cienciología haya dictado los términos del último capítulo de nuestra relación", ha lamentado. "La cienciología le reclutó como un peón en mi contra y lo más probable es que le robara la última pizca de corazón que le quedaba. Me enfurece que consiguieran encontrar su punto débil y reclutarle, no gracias a su fe, sino a su campaña de descrédito contra mi persona. Esa fue la última manera en que mi padre estuvo presente en mi vida".
En ese mismo escrito, ella también apunta que su padre probablemente creyera en vida que jamás le perdonaría por su "traición", pero añade que si ese era el caso, se equivocaba por completo: "Le habría perdonado incluso por eso, como hacía siempre", ha aclarado, matizando que su compasión no se extiende a la organización de la que en su día formó parte. "Pero las niñas que fuimos mis hermanas y yo jamás perdonarán a la cienciología por habernos arrebatado la última oportunidad de conseguir lo que siempre habíamos esperado de nuestro padre: que nos dijera que lo sentía y que nos quería".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.