Lena Dunham celebra su aumento de peso

Lena Dunham en una foto tomada el pasado mayo

A lo largo del pasado 2017 Lena Dunham comenzó a acaparar titulares por los cambios que había experimentado su silueta, una atención que resultaba algo incómoda para una celebridad que había luchado hasta entonces contra los estereotipos de belleza convencionales a través de su trabajo y sus redes sociales.

Si bien era cierto que la creadora de la serie 'Girls' había decidido abrazar un estilo de vida más saludable meses atrás y recurrir a los servicios de una entrenadora personal, tiempo después se supo que su pérdida de peso se debía tanto al estrés por la situación política de su país como a las complicaciones derivadas de la endometriosis que padecía desde hacía años y que había ido empeorando hasta el punto de llevarle a someterse a una histerectomía total el pasado febrero.

Ahora la actriz y guionista ha recurrido a sus redes sociales para mostrar 'un antes y un después' de su silueta utilizando una imagen tomada el pasado abril y otra actual, en la que aparece paseando por la calle con su perrito en brazos y en la que se aprecia un considerable aumento de peso.

"A la izquierda: 62 kilos y medio; recibía piropos todo el tiempo e invitaciones de hombres, y aparecía en la portada de tabloides sobre dietas que sí funcionaban. Al mismo tiempo, estaba enferma hasta los huesos, y de la cabeza, subsistiendo a base de pequeñas cantidades de azúcar, montones de cafeína y una farmacia portátil", ha recordado la artista acerca de aquella dura etapa.

A diferencia de lo que resulta habitual en este tipo de comparativas que se comparten con bastante frecuencia en la esfera virtual, la conclusión a la que ha llegado Lena es que hacía tiempo que no era tan "feliz" como en la actualidad.

"A la derecha: 73 kilos, feliz, sonriente y libre. Recibo piropos solo de gente que me importa por motivos importantes. Sobrevivo a base de un flujo constante de aperitivos divertidos y sanos y entrantes. Estoy lo suficientemente fuertes como para levantar perros y mi espíritu".

En un ejercicio de sinceridad, también ha admitido que en ocasiones echa de menos estar más delgada, pero en esos momentos se recuerda "todo el dolor" que le hizo adelgazar y entonces se alegra de haber recuperado "los michelines de la espalda".