Liam Gallagher y sus tres hijos mayores presumen de su familia moderna

Liam Gallagher

Ahora que Liam Gallagher puede presumir de mantener una relación muy estrecha con sus tres retoños mayores -por el momento aún no conoce a la niña de seis años que tuvo con la periodista Liza Ghorbani- el cantante ha querido presentarlos oficialmente ante el mundo protagonizando un reportaje fotográfico para el periódico The Times al que acompaña una entrevista en profundidad en la que habla de su actual dinámica familiar.

En esa misma conversación también presume de cómo su hija Molly -con quien retomó el contacto el año pasado- se ha adaptado a la perfección al "clan" y del bonito vínculo que ha forjado con sus hermanos Lennon (19) y Gene (17), a quienes el antiguo vocalista de Oasis tuvo con sus ex Patsy Kentsy y Nicole Appleton respectivamente.

"Hubo un montón de lágrimas y todo", ha reconocido el músico acerca de su primer encuentro con Molly, la joven de 21 años a quien tuvo con Lisa Moorish durante su primer matrimonio, en el que padre e hija se emborracharon juntos.

"Yo siempre supe que era mi padre, era algo de lo que hablábamos... Era una de esas cosas que, cuando llega el momento, suceden por sí mismas", añade su hija. "No siento ningún tipo de enfado. Me siento agradecida por cómo me educó mi madre y por la vida que he tenido. Todo ha sucedido como debía. Nos llevamos muy bien y me alegro de que forme parte de mi vida".

La dinámica que mantiene a día de hoy con su prole se asemeja más a la que podrían tener con un amigo que con una figura de autoridad, como él mismo afirma, aunque existe un terreno en el que se muestra inflexible: el consumo de drogas. Aunque sus problemas con el abuso de ciertas sustancias no es ningún secreto, y no tiene ningún reparo en permitir que ellos fumen y beban en las reuniones familiares, jamás toleraría que coquetearan con "ciertas mi**das" en su presencia: "No es algo que hagan cuando yo estoy cerca, pero sería un tonto si me sentara aquí y afirmara que nunca han tomado nada", apunta por otra parte.

En cualquier otro sentido, Liam trata de mostrarse comprensivo ante las decisiones de sus hijos, como por ejemplo cuando Gene fue invitado recientemente a abandonar el exclusivo centro educativo al que acudía.

"Lo cierto es que me dio mucha pena, pero no era lo que él quería", afirma Liam, que se siente muy orgulloso de que sus hijos hayan sabido mantener los pies en la tierra pese a haber crecido a la sombra de unos padres famosos. "Así que al final ha sido lo mejor para todos. Pero no puede quedarse en casa para siempre, tiene que salir ahí fuera y hacer algo, da igual que sea trabajo manual o que forme una banda o se haga modelo".