Liam Neeson defiende al actor que interpretó a Jar Jar Binks en 'Star Wars: La amenaza fantasma'

·4  min de lectura

En 1999, uno de los estrenos más esperados de la década aterrizaba por fin en la gran pantalla: Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma. La primera entrega de una prometida trilogía de precuelas firmadas por el mismísimo George Lucas llevó el hype a cotas históricas, para poco después causar la ira de muchos de estos fans –que se sentían decepcionados e incluso traicionados por el creador de su saga favorita. Pese a su gran éxito en taquilla, más veinte años después La amenaza fantasma sigue siendo una de las películas de Star Wars peor valoradas por sus numerosos detractores.

Y entre los elementos de la película más odiados por los fans de Star Wars, sin duda el personaje de Jar Jar Binks ocupa un lugar destacado. Aunque uno de los protagonistas de la película no parece estar nada de acuerdo con este juicio.

El norirlandés de 68 años, que encarnó al maestro Jedi Qui-Gon Jinn en la criticada precuela de Star Wars, consideraba que Ahmed Best era "el nuevo Eddie Murphy". (Imagen: 20th Century Fox)
El norirlandés de 68 años, que encarnó al maestro Jedi Qui-Gon Jinn en la criticada precuela de Star Wars, consideraba que Ahmed Best era "el nuevo Eddie Murphy". (Imagen: 20th Century Fox)

En efecto, Liam Neeson, el actor que interpretó al maestro Jedi Qui-Gon Jinn en La amenaza fantasma recientemente ha defendido no solo su participación en la película, sino también la de Ahmed Best, el actor afroamericano a quien le fue encomendado dar voz y gestualidad al patoso alienígena Jar Jar Binks.

En una entrevista para el programa de Andy Cohen en la emisora Sirius XM, el norirlandés de 68 años no duda en alabar el trabajo de Best y lamentar las duras críticas que sufrió por su papel en la película:

Sé que a muchos fans y críticos no les gustó. Ahmed Best, que interpretó a Jar Jar Binks, recibió muchas críticas, hasta el punto de que dañó su carrera”.

Neeson se refiere al importante recorte de Jar Jar Binks que se llevó a cabo en las dos entregas siguientes, El ataque de los clones y La venganza de los Sith, fruto de la brutal reacción del público en contra del personaje al que Best dio vida.

Pero es que la carrera del actor neoyorkino, que hoy tiene 47 años, nunca llegó a despegar más allá de su corta participación en la saga de Star Wars (a diferencia de las de muchos de sus compañeros de reparto). Un estigma profesional que, según reveló el propio Best en 2018, estuvo a punto de llevarle al suicidio.

Sin embargo, hoy Neeson considera las críticas hacia Best totalmente injustificadas, y no duda en alabar el talento del actor:

Debo decir que cuando yo estaba haciendo la película, con Ahmed como Jar Jar Binks, él me parecía uno de los tipos más graciosos y talentosos con los que jamás había trabajado”.

Hacía que todos nos partiésemos de risa”.

Recuerdo llamar a mi antiguo representante y decirle: “Escucha, creo que acabo de trabajar con el nuevo Eddie Murphy”. Y sigo pensándolo”.

Por fortuna, en los últimos tiempos la comunidad fan ha hecho esfuerzos por reincorporar y apoyar a Best tras los duros ataques que recibió. El actor presenta el programa de competición infantil Star Wars: Jedi Temple Challenge, estrenado hace pocos meses, en el que los pequeños concursantes representan a aprendices de Jedi:

Además, este año Best también manifestó esperanzas de volver a interpretar a Jar Jar Binks en el universo de Star Wars –con reacciones mucho más serenas por parte de los fans, esperemos.

En cuanto a las numerosas críticas dirigidas contra la película en sí, Neesom solo aclara que recuerda la experiencia con orgullo y nostalgia:

Mira, estoy muy orgulloso de la película. Me dejaron ser un Jedi. Pude jugar con todas esas maravillosas espadas láser y demás. Fue estupendo, realmente lo fue”.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.