Liliana Pécora: “Siempre soñé con ser una chica Almodóvar”

·5  min de lectura
Liliana Pécora estrenó La novia de Lorca
PATRICIO PIDAL/AFV

Liliana Pécora era maestra jardinera, estudiaba psicología y le encantaba participar en los actos del jardín, pero claramente su objetivo no era ser actriz. Hasta que un día, una mamá le sugirió que fuera al Teatro San Martín, porque su hermana había escrito una obra para niños y estaban buscando a la protagonista. Muerta de miedo, la joven Liliana fue a presentarse a la prueba y… la tomaron. Fue así que, con apenas 23 años, debutó en la sala Casacuberta como protagonista de la pieza Tres y cuatro y una vez. A tal punto le gustó la experiencia que dejó la psicología y más tarde el jardín de infantes para dedicarse de lleno a la actuación. Lleva 45 años de trayectoria arriba de los escenarios .

Actriz, humorista, directora y autora, luego de la pausa que impuso la pandemia, la semana última acaba de estrenar La novia de Lorca, unipersonal de su autoría que, además, interpreta bajo la dirección de Héctor Presa , “basado en hechos reales”.

“ Hace más de cinco años vi una película sobre la relación que mantuvieron Federico García Lorca y Salvador Dalí . Cuando Federico estudiaba Derecho, vivía en su residencia en Madrid, y en las tertulias allá por los años 20, se cruzaba con otros artistas como [Luis] Buñuel, Rafael Alberti y otros tantos. En ese grupo, había una mujer sumamente enamorada de Federico, que termina teniendo relaciones con él. A mí me quedó picando eso. Un día me enteré de que efectivamente había existido esa mujer, y hasta se la nombra en la biografía de Ian Gibson, la más completa sobre Federico. También me enteré que había salido un libro sobre ella en España: Emilia Llanos Medina (una mujer en la Granada de Federico García Lorca), de Lola Majon (Comares 2017). Entonces compré el libro, que es una biografía de esta mujer que era muy letrada y muy culta, y después de leerlo escribí esta tragedia”, cuenta la talentosa actriz.

Y añade: “ Muchos creen que Lorca era homosexual y punto, pero en sus comienzos a él también le gustaban las mujeres , tenía relaciones con mujeres. Sobre todo, le gustaban las mayores y cultas. Y sentía fascinación por Emilia; se enamoró de ella y tuvieron una relación. Se veían sobre todo en las tertulias de los artistas de la época y mantenían una relación epistolar ”.

Liliana Pécora, fascinada por una relación heterosexual que tuvo Federico García Lorca
PATRICIO PIDAL/AFV


Liliana Pécora, fascinada por una relación heterosexual que tuvo Federico García Lorca (PATRICIO PIDAL/AFV/)

Oriunda del barrio de Mataderos, Liliana Pécora es la menor de tres hermanos. Su padre tenía una fábrica de cables, su madre era ama de casa y vivían con su abuela española, madrileña ella. Una vez descubierta su vocación, a lo largo de su carrera en la actuación se dedicó principalmente al género humorístico , tanto en teatro, así como en la televisión y también en publicidad. Trabajó en TV junto a Luis Landriscina, Guillermo Francella, Moria Casán, Georgina Barbarossa, Flor de la V, entre otros. En publicidad muchos la recordarán tomándose cinco minutos para tomarse un té La Virginia; comprando jugo Montefiore, o escondiendo los “tomates” del “Puré Cica” en el bolsillo de su delantal, que le abrieron muchas puertas y le valieron una mayor exposición pública.

Para mí el humor es mi forma de ser. Toda mi vida está impregnada por el humor. Mi abuela española era muy divertida, mi mamá también, nací en una casa donde la risa, sobre todo del lado femenino, era moneda corriente. Y el humor me sale sin esfuerzo. Siempre me llamaron para hacer humor, y me dediqué al humor porque éramos menos las actrices que nos dedicábamos al género que las dramáticas, y después me encasillaron. Ojo, siempre la pasé bomba porque me divertía y la pasaba muy bien”, cuenta Pécora, que reconoce como su principal referente a Niní Marshall, aunque también realizó algunas obras dramáticas y participó de los ciclos televisivos de Alejandro Doria.

"Toda mi vida está impregnada por el humor", reconoce Pécora
PATRICIO PIDAL/AFV


"Toda mi vida está impregnada por el humor", reconoce Pécora (PATRICIO PIDAL/AFV/)

A lo largo de su carrera trabajó en más de sesenta obras de teatro, entre las que se destacan La casa de Bernarda Alba, Un mundo de dos ruedas, La lección de anatomía, El Kaso Dora, La gran p..., Lily-Lily, El clú (espectáculo con el que fue nominada Premio Ace como Mejor Actriz Cómica en 1993), Mujeres de ceniza o El burgués gentilhombre, entre otras. En 2005 también fue nominada como Mejor Actriz para el premio Florencio Sánchez por su labor en el espectáculo Mujeres de 50.

“Por supuesto que hay límites para el humor. El límite de la moral, del buen gusto y el respeto. Para mí el humor es el humor sano, el humor de Landriscina, el de Pepe Bondi, el humor de Verdaguer” , reflexiona la prestigiosa actriz y docente, que desde hace muchos años dicta Talleres de La Risa y un curso de Teatro con Humor.

“En todos los cursos que doy siempre destaco la importancia de perder el miedo al ridículo. Eso es lo primero, lo que te tara. También trabajamos mucho sobre la autoestima y la posibilidad de hacer cualquier cosa que se te ocurra, entre ellas el humor, que a la gente le da mucha vergüenza, por más que sin darse cuenta, vive haciendo ridiculeces permanentemente”, bromea Pécora, que desde 2010 viene representando su unipersonal “Mujeres de 60″, por el que ganó el Premio Carlos en Carlos Paz como Mejor Unipersonal.

Consultada por los sueños que aún le quedan por cumplir, asegura que le gustaría ser una chica Almodóvar. “Me fascina Almodóvar. Cuando lo descubrí con ‘Mujeres al borde un ataque de nervios’, vi a Carmen Maura y me dije, esa soy yo. Me sentí muy identificada, hasta tenía el mismo corte de pelo. Entonces me dije, quiero a hacer eso. Y lo intenté. Muchísimas veces, cuando viajé a España, fui hasta la productora El Deseo, pero no me recibieron el material. Me dijeron que tenía que anotarme nada más y esperar los castings. Pero yo vivo en Argentina, les decía yo. Se tiene que anotar y esperar los castings, me decían ellos. Así que nunca pude hacerle llegar a Almodóvar mi material. Me gusta el humor de Almodóvar, me identifico muchísimo con su humor negro, me encantan sus historias, y su última película, ‘Madres Paralelas’ me pareció formidable”, concluye Liliana Pécora.

PARA AGENDAR

La novia de Lorca. Unipersonal de Liliana Pécora. Dirección: Héctor Presa. Los domingos, a las 18, en El Ópalo, Junín 380. Entrada,1200 pesos (por alternativa teatral).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.