Los chicos de One Direction nunca fueron 'amigos íntimos'

Liam Payne

Fiel a esa sinceridad arrolladora que le ha venido caracterizando desde la disolución, en principio temporal, de la boyband más mediática y exitosa de la época, One Direction, el cantante Liam Payne ha decidido erradicar de un plumazo uno de esos mitos que suelen formar parte de la percepción que el público tiene de las bandas juveniles: la de que sus integrantes se acaban comportando como hermanos o, en su defecto, como mejores amigos hasta que el destino les obliga a emprender caminos separados.

Tanto es así, que el joven intérprete, padre de un hijo de dos años con la también cantante Cheryl Tweedy, ha asegurado tajantemente que los cinco miembros del grupo nunca llegaron a ser "amigos íntimos" como tal, sino más bien compañeros de "oficina" que, a pesar de estar unidos por un cierto grado de afecto, no jugaban un papel demasiado relevante en la vida de cada uno.

"Para mí One Direction era mi oficina particular, en la que hay gente con la que te llevas bien, gente con la que no te llevas tan bien y gente que te produce cierta indiferencia. Creo que el público tenía una concepción errónea de lo que éramos: nunca fuimos amigos íntimos. Hacia el final, nuestras reuniones consistían en tomarnos unas cervezas y echarnos unas risas, pero nada más", ha explicado a su paso por el programa 'Sunday Brunch' del 'Channel Four' británico.

Curiosamente, Liam también ha revelado que este mismo fin de semana tuvo oportunidad de ver, por primera vez en "tres años", a su excompañero Harry Styles, quien a día de hoy se encuentra promocionando por todo el mundo su segundo trabajo en solitario, 'Fine Lines', pero tampoco parece haber olvidado su deseo de resucitar, aunque sea momentáneamente, la banda que le lanzó al estrellato.

"De hecho he visto a Harry este fin de semana, por primera vez en tres años. Fue genial, no ha cambiado en absoluto y sigue siendo el mismo chico de siempre, aunque las circunstancias evidentemente sí han cambiado. Creo que volveremos a juntarnos, no sé cuándo ni cómo todavía, pero al menos tendrán que pasar dos años para que podamos darle forma a la idea", ha aventurado.