Los desatinados comentarios de Barbra Streisand y Diana Ross sobre el abuso de Michael Jackson

Diana Ross y Michael Jackson sostuvieron una larga amistad. People

Hay ciertas líneas de pensamiento que cuando se alcanza cierto estatus y edad, se puede decir lo que sea. Pero Barbra Streisand y Diana Ross tal vez aprenderán que, porque alguien era un buen amigo y buena persona con ellas, no significa que no pudiera ser un monstruo para otros.

Las leyendas musicales salieron en la defensa de Michael Jackson y las acusaciones de sus patrones de abuso sexual a menores nuevamente destapadas en el recién documental “Leaving Neverland”.

Streisand y Jackson fueron amigos por mucho tiempo. HuffPost UK

Streisand fue la primera en hacer problemáticas expresiones a un medio británico cuando fue abordada al respecto. “Las necesidades sexuales de [Jackson] eran sus necesidades sexuales, ya sea provocadas por su niñez o cualquiera que sea su ADN”, dijo la artista en referencia a las necesidades sexuales que son mejor descritas como pedofilia.

“Tú puedes decir ‘abusado’, pero esos niños, según los escuchaste contar [los acusadores adultos Wade Robson y James Safechuck], estaban encantados de estar ahí. Ambos están casados y ambos tienen niños, eso no los mató”, indicó quien culpó a los padres mayormente por permitir que sus hijos pernoctaron con un adulto.

Entonces si uno de ellos se hubiera quitado la vida o hubiera crecido para ser un adicto con problemas de adaptación, ¿eso les daría mayor veracidad a sus reclamos? Son verdaderos sobrevivientes.

Tras agresivos cuestionamientos a sus expresiones y críticas online, la intérprete se vio forzada a ofrecer una disculpa a través de un post. “Para estar claros, no hay una situación o circunstancia donde está bien que la inocencia de niños sea tomada de ellos. Las historias que estos dos jóvenes compartieron son dolorosas de escuchar y no siento nada que compasión por ellos. El rol más importante de un padre es proteger a sus hijos. Es claro que los padres de estos dos jóvenes también fueron victimizados y seducidos por la fama y la fantasía”.

Y no parece que Diana Ross haya estado prestando atención cuando el domingo ella envió un fatídico tuit. “Esto es lo que está en mi corazón esta mañana. Yo creo y confío que Michael Jackson era y es una magnífica e increíble fuerza para mí y muchos más. DETENTE EN EL NOMBRE DEL AMOR”. La última frase es en referencia a su mega hit con The Supremes, “Stop in the Name of Love”.

Entonces, ¿Ross quiere insinuar que los méritos artísticos de Jackson son suficientes para obviar sus alegados crímenes de abuso contra menores? O porque él era su amigo, un hombre generoso y caritativo – algo bien documentado – ¿no podía tener un lado oscuro y siniestro? Con esa referencia al amor, ¿acaso insinúa que es hora de pasar la página? ¿Y qué de las víctimas? ¿Dónde está el ‘amor’ por ellos?

Las víctimas Wade Robson y James Safechuck junto al director de “Leaving Neverland”, Dee Warwick, al centro. HuffPost UK

Por supuesto, a Ross le cayeron chinches cibernéticos y habrá que esperar por su disculpa/ aclaración de sus comentarios.

Mientras que nada se puede hacer en términos de justicia ya que este junio será una década del fallecimiento de Jackson, es importante que estas historias se conozcan para que otros puedan identificar patrones de abuso como el que él infligió en menores.

Michael y Diana cuando el artista conservaba su aspecto natural. HuffPost UK

Mientras que es comprensible que estas mujeres tengan dificultad en reconciliar la memoria de su gran amigo con el abusador que se ha revelado ser (incluso desde los años 90), el problema no es que se queden calladas, sino que busquen cómo aceptar que había dos Michaels: el que él dejaba ver como genio musical y en pro de causas sociales y el que actuaba sus perversiones a escondidas.

¿Qué opinas de todo esto?