Los detalles más sorprendentes sobre el certificado de nacimiento de Archie Harrison

Los duques de Sussex, tras presentar oficialmente al pequeño Archie ante los medios

El certificado de nacimiento del pequeño Archie Harrison Mountbatten-Windsor, el primer retoño de los duques de Sussex, ha sido desvelado públicamente este mismo viernes y, además de dar a conocer ciertos detalles curiosos sobre el feliz acontecimiento, ha servido ante todo para confirmar la teoría de que Meghan Markle tuvo que viajar de la localidad de Windsor hasta el mismo centro de Londres -recorriendo así una distancia de casi 20 kilómetros- para poder tener a su bebé en el prestigioso hospital The Portland.

Se desconoce si ese era el plan establecido desde el principio o el desenlace de una serie de imprevistos que hubieran obligado a renunciar al hipotético deseo inicial de la duquesa de dar a luz en la intimidad de su hogar de Frogmore Cottage, en la primera de las localidades mencionadas.

En cualquier caso, la antigua actriz terminó siguiendo los pasos de Sarah Ferguson y de Victoria Beckham, quienes también optaron por esta institución privada para recibir asistencia ante la llegada de sus retoños. La duquesa de York lo hizo en dos ocasiones -1988 y 1990- con los nacimientos de las princesas Beatriz y Eugenia, mientras que la diseñadora también tuvo allí a sus dos primeros hijos, Brooklyn (20) y Romeo (16). The Portland es también el hospital en el que Jerry Hall y su entonces marido Mick Jagger dieron la bienvenida a su hija, la modelo Georgia May Jagger, en el año 1992.

A pesar de no contar formalmente con ese título, Meghan aparece registrada en el documento como "princesa del Reino Unido", el mismo tratamiento que ha recibido su marido, quien además de duque de Sussex tiene la consideración de príncipe al ser hijo de heredero al trono británico. Por el momento, no ha trascendido más información sobre la decisión que habrán tomado -o tendrán que tomar- los padres primerizos y la reina Isabel II acerca de la concesión o no de un título nobiliario para Archie.