Luz y gas: 10 tips para ahorrar energía cuando suben las tarifas

·6  min de lectura
Las tarifas de electricidad aumentan 17% desde junio
Las tarifas de electricidad aumentan 17% desde junio

Los aumentos de tarifas de gas y electricidad comenzarán a regir justo cuando sube el consumo de energía por las bajas temperaturas. Por eso, más allá del incremento de 20% en promedio que se aplicará en ambos servicios, el alza se sentirá con más fuerza por el aumento de la demanda. En este sentido, las empresas distribuidoras suelen difundir consejos para ahorrar el consumo eléctrico y de gas.

En primer lugar, en lo que se refiera a la electricidad, es importante saber qué artefactos para calefaccionarse consumen menos energía. En este sentido, se destacan los paneles eléctricos, que consumen 0,60 kw por hora y son la vía más adecuada si se quiere levantar la temperatura del ambiente sin que el impacto sea fuerte en la factura de electricidad, según explica la distribuidora Edesur.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el martes 31 de mayo

El radiador eléctrico estándar se encuentra también entre los que menos gastan por hora de consumo (0,96 kwh), mientras que calefaccionarse con el aire acondicionado está en tercer lugar, siempre y cuando el equipo se coloque en los 20° modo calor (1,01 kwh).

Luego hay dos opciones que suelen ser económicas para comprar, pero no al consumo mensual, donde el impacto puede ser fuerte. Se trata de una estufa de cuarzo de dos velas, que gasta 1,2 kwh, es decir el doble de un panel calefactor, y el caloventor, que pese a que suele ser de tamaño pequeño, este electrodoméstico insume 2 kwh.

Otros consejos para ahorrar energía:

1. Tape las filtraciones de aire frío

Chequee ventanas y puertas para minimizar al máximo las filtraciones de aire frío, también conocidos como chifletes. Ayudarse con burletes o masilla para aislar aberturas. Utilice sistema de doble vidrio de ser posible. Durante el día, abra persianas y cortinas para aprovechar la luz y el calor natural que brinda el sol. Durante la noche, cierre bien las ventanas y baje las persianas para proteger las superficies vidriadas del frío y así ayudar a aislarlas.

Cierre los ambientes que no esté utilizando para evitar pérdida inútil de energía. Para renovar el aire de los mismos, es suficiente abrir las ventanas de 5 a 10 minutos. Recuerde apagar la calefacción cuando dejá un ambiente.

2. Apague el piloto de los artefactos a gas

Apague el piloto de los artefactos a gas que no use. Mantener los pilotos encendidos de todos los equipos de calefacción equivale aproximadamente al 5% del total de gas natural consumido en la Argentina. Calefaccione los ambientes hasta llegar a una temperatura mínima agradable (aproximadamente entre 19 y 22 ° C). Recuerde que, bajando la temperatura en 1º C, se puede ahorrar hasta un 10% en su consumo.

No cubra los radiadores con muebles o cortinas, ya que así se desaprovecha la energía. Además, evite posible accidentes. Incorpore en su instalación un termostato o un reloj programador para determinar la temperatura deseada y el horario de funcionamiento, especialmente si tiene calefacción central. En estos casos, además, si siente demasiado calor, no abra las ventanas, cierre la llave de los radiadores o ajuste el termostato de su caldera a una temperatura razonable.

3. Cuando cocine

Cuando cocine en hornallas, no deje que la llama sobrepase el fondo del recipiente, ya que si pasa su base, el calor se desperdiciará. Trate de utilizar los recipientes adecuados para la cocción. Use siempre el más pequeño, puesto que concentrará mejor el calor. Si tapa las cacerolas, la cocción será más rápida y, una vez cocidos los alimentos, evitará que los recipientes pierdan el calor. Si usa el gas en forma intermitente, recuerde apagar el fuego cada vez que deja de utilizarlo. Use mesuradamente el horno, consume tanto como tres hornallas.

4. Mantenga en condiciones las heladeras y freezers

Estos equipos explican el 30% del consumo de una vivienda promedio. Mantenga una temperatura de 6º en el compartimento de refrigeración y de -18º en el de congelación. Cada grado que reduzca la temperatura, aumentará, innecesariamente, un 5% el consumo de energía. También tenga en cuenta que:

  • Las partes traseras deben estar separadas de las paredes por al menos 20 centímetros y conservarse limpias y ventiladas. En malas condiciones consumen hasta 15% más.

  • Descongele antes de que la capa de hielo alcance tres milímetros de espesor: se podrá conseguir un ahorro de hasta 30%.

  • Para evitar pérdidas de frío compruebe que los burletes de las puertas estén en buenas condiciones y cierren correctamente: se evitará pérdidas de frío.

4. Al bañarse

Utilice el agua caliente necesaria. No derroche agua ni gas que son recursos limitados. Si al tomar un baño, deja que el agua se caliente demasiado, tendrás que mezclarla con agua fría, con el consiguiente desperdicio de energía. Para entibiar el agua caliente, no es necesario agregar agua fría, sino regular la llama desde el calefón. Así, también, prolongará la vida útil del artefacto.

5. El mejor lavado

La mayor parte de la energía que usan los lavarropas (del 80% al 85%) se utiliza para calentar el agua. Por lo tanto, lave -siempre que se pueda- con los programas de agua fría. Intente que trabaje siempre a plena carga. Use solo el jabón necesario, pues su exceso produce mucha espuma y hace que el motor trabaje de más.

6. Planchar el consumo

Revise la superficie de la plancha: debe estar siempre limpia para transmitir el calor de manera más uniforme. Rocíe ligeramente la ropa sin humedecerla demasiado. Planche la mayor cantidad posible de ropa en cada sesión. Trate de hacerlo fuera de los horarios de mayor consumo.

7. La tele es cosa seria

Encienda el televisor solo cuando realmente desee ver algún programa. Si varias personas del hogar van a ver el mismo programa, intenten que sea en el mismo aparato.

8. PC: el consumidor silencioso

Las computadoras se encuentran entre los diez equipos que más consumen en el hogar. Apague el monitor si no va a utilizarla por cierto tiempo. Prenda los periféricos solo cuando los necesita y no la deje encendida durante la noche.

9. Etiqueta para el ahorro

Si piensa adquirir electrodomésticos como un aire acondicionado, heladera o lavarropas, consulte acerca de su etiquetado energético. Le permitirá conocer de forma rápida la eficiencia energética mediante un código de colores y letras que van desde el verde y la A para los equipos más eficientes, hasta el rojo y la G para los equipos menos eficientes.

El consumo de energía, para prestaciones similares, puede llegar a ser casi tres veces mayor en electrodomésticos de clase G, que en los de clase A.

10. Y se hizo la luz

Mantenga limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar la potencia y podría suponer un ahorro de hasta un 20% en el consumo eléctrico para iluminación. Una lámpara sucia o en mal estado pierde hasta un 50% de su luminosidad.

Adapte la iluminación a sus necesidades y dé preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirá ambientes más confortables. Además, en garajes, zonas de tránsito, entradas, parques, es interesante colocar detectores de presencia para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente, así como usar luminarias exteriores equipadas con fotocélulas o temporizadores, con apagado diurno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.