Macaulay Culkin y Brenda Song se convirtieron en padres por primera vez

Macaulay Culkin y Brenda Song
The Grosby Group

Esta tarde, Macaulay Culkin sorprendió al mundo al revelar que, junto a su novia, Brenda Song, se convirtieron en padres por primera vez.

El protagonista de Mi pobre angelito y la actriz de Disney mantuvieron en secreto el embarazo, sin embargo, ni bien nació el niño no dudaron en contarle a la gente la feliz noticia.

El último adiós a Mauro Viale: el dolor de su hijo y su círculo íntimo

“Macaulay y Brenda le dieron la bienvenida a su hijo, Dakota Song Culkin, el pasado lunes en Los Ángeles”, le dijo el representante del actor al sitio estadounidense TMZ. El niño, que pesó 2,800 y se encuentra en perfecto estado de salud al igual que la mamá , fue bautizado en honor a la hermana de Culkin, que murió en el 2008.

Culkin, que cumplió 40 años en agosto del2020, comenzó a actuar desde muy pequeño. El actor conoció la fama a los 10 años cuando protagonizó Mi pobre angelito, largometraje que le hizo ganar millones de dólares a temprana edad. La presión fue tanta y el conflicto con sus padres por su dinero tan desgarrador, que cuando tenía 14, al finalizar las grabaciones de Ricky Ricón, decidió retirarse por un largo tiempo de las cámaras.

En una entrevista para el podcast estadounidense WTF, en 2018 el actor contó que su padre lo obligaba a dormir en el sofá de la casa para que “no se le subiera la fama a la cabeza”. Y agregó que su padre “era un mal hombre, una persona violenta, tanto emocional como físicamente. Era un mal tipo, un abusador. Era alguien muy complicado”.

Al cumplir los 18 años, el joven se alejó de sus padres y de la vida pública. Durante años no se supo nada de él, hasta que en 2004 fue arrestado en Oklahoma por posesión de drogas.

Hoy, mucho más maduro y feliz, Culkin disfruta de la vida y apuesta nuevamente a una carrera artística en la que prioriza su felicidad frente al dinero. Con la llegada de su primer hijo, el actor podrá disfrutar de la infancia nuevamente, pero sin la presión que tuvo él de chico y brindándole todo el amor que le faltó de su padre.