Malena Costa y Mario Suárez... ¡boda sorpresa!


El futbolista le organiza a la modelo una romántica sorpresa.

Malena Costa y Mario Suárez se comprometieron en octubre de 2015 pero el 'sí quiero' ha tenido que se aplazado en dos ocasiones por una buena causa, el nacimiento de sus hijos. Primero ocurrió con la llegada al mundo de Matilda y ahora iba a ocurrir lo mismo con el futuro nacimiento de Mario.

Sin embargo, el futbolista deseaba formalizar lo suyo y ha celebrado una boda totalmente sorpresa en Mallorca. Tras el final de la temporada, la pareja junto a la pequeña Matilda, hicieron las maletas para pasar la primera parte del verano en Mallorca, de donde es Malena Costa. Allí están disfrutando de familia y amigos, a los que el futbolista citó el pasado viernes 16 de junio con el propósito inicial de dar una sorpresa a la madre de sus hijos.

Uno de los invitados contó a un diario local mallorquín, que en un primer momento la idea era sorprender a Malena, pero finalmente los sorprendidos fueron también ellos cuando vieron llegar a la pareja vestida de blanco, y ella con una venda en los ojos. El novio invitó a sus seres queridos a bajar hasta un rincón de la playa donde habían colocado un altar, flores y sillas para la celebración.

¿No os parece una sorpresa de lo más romántica?

Allí y ante la presencia de unos 50 invitados, la pareja se dio el 'sí quiero' convirtiéndose en marido y mujer de manera formal. Su historia de amor viene de largo, a principios de 2012, y tras acumular varias relaciones fallidas, el destino puso en el camino de Malena Costa a Mario Suárez, por el que sintió un flechazo nada más verle. Esa misma noche tuvo claro que el futbolista sería un pilar fundamental en su historia. Y no se equivocó.

Cinco años después y con una hija en común, Matilda, y con otro en camino, Mario, la pareja ha demostrado que son uno para el otro. Podemos verlo en los momentos que comparten en sus cuentas de Instagram, donde ambos dan cuenta de su 'feeling':

Malena llevó para la ocasión un look muy veraniego, típico de las Islas Baleares, con vestido de algodón blanco y cenefas de pasamanería bordada. Como la boda fue sorpresa, la modelo lució un look aún más natural que de costumbre, con el pelo suelto y un 'make up' muy fresco, pese a lo cual lucía tan bella como siempre.

Y es que... ¡nos encanta esta pareja! Enhorabuena a la 'Familia M', como dice la propia Malena.