La mancha injusta que dejó 'El internado' en uno de sus protagonistas

Tras saltar a la fama por series como Compañeros, Daniel Retuerta se convirtió en una de las estrellas de El internado, la mítica serie de Antena 3 que llevó al estrellato a intérpretes como Ana de Armas, Yon González, Martiño Rivas, Elena Furiase o Blanca Suárez. Sin embargo, interpretar a Roque, que se erigió como el traidor del grupo protagonista en esta historia de terror adolescente, terminó por pasarle factura.

Retuerta ha denunciado que a lo largo de los años no ha parado de recibir comentarios de odio que le reprochan la actitud de su personaje, quien fue de los menos queridos por el público por sus implicaciones en la trama. El pasado 2021 subió a Twitter que 11 años después del final de El internado sigue sufriendo de este acoso, demostrándolo con una captura donde se leían comentarios muy fuera de tono contra su persona. No obstante, este rechazo de los espectadores a Roque también pudo derivar en una aversión de la industria por darle proyectos.

Y es que, al contrario que sus compañeros de reparto. tras el final de El internado apenas hemos vuelto a verle en televisión o cine. Pero Retuerta ha seguido trabajando y luchando incansablemente por permanecer en el mundo audiovisual, aunque debiendo probar en otros ámbitos. Ha tratado de desarrollar proyectos en la música rap, no ha parado de hacer cortometrajes, tiene un canal en Youtube y no ha parado de actuar en proyectos pequeños para cine e internet. Ha sido el caso de webseries como El diario de Jason, 100 calabazas o películas de bajo presupuesto como El final del tríptico.

En los últimos años se ha dejado ver en series como Servir o Proteger o Parot de RTVE, lo que ha supuesto su vuelta a la televisión en abierto y a los ojos de un mayor número de espectadores. Esto le confirma como un luchador incansable que, pese a los muchos obstáculos que se ha encontrado en el camino, trata de seguir al pie del cañón en la profesión, aunque sea lejos del éxito de El internado o Compañeros. Actualmente, a sus 32 años, reconoce que hecha de menos la estabilidad laboral que disponía antaño, aunque no se rinde y poco a poco intenta regresar a ese éxito que vivió en los 2000.

Más historias que te pueden interesar: