Anuncios

La División de homicidios de la Policía investiga la muerte de un manifestante en Lima

Lima, 29 ene (EFE).- El ministerio del Interior de Perú expresó este domingo sus "más profundas condolencias" a los familiares del ciudadano que murió este sábado en manifestaciones en Lima y anunció que el caso ya está siendo investigado por la División de Homicidios de la Policía Nacional, junto con el Ministerio Público,

El ministerio señaló que, de acuerdo con el rinforme médico del sistema de Seguridad Social EsSalud, la víctima mortal fue atendida en un hospital de Lima "por una herida contuso cortante detrás de la oreja, producto de un golpe".

La víctima fue identificada por la Defensoría del Pueblo como Víctor Santisteban Yacsavilca, quien fue herido en los enfrentamientos en el centro histórico de Lima con la Policía, lo que elevó a 65 el número de muertes desde el inicio de las protestas en diciembre pasado.

En un comunicado previo, EsSalud señaló que Santisteban ingresó al hospital de Emergencias Grau "en mal estado general con trastorno de conciencia, presentando herida contuso cortante en región retroauricular derecha (detrás de la oreja) producto de un golpe".

"Lamentamos profundamente este fallecimiento, el personal médico y asistencial brindó toda la atención oportuna y pertinente", concluyó.

La Defensoría del Pueblo había informado sobre el fallecimiento de Santisteban Yacsavilca y que también había otra persona herida de gravedad, a la que identificó como Taine Isidoro Bedon Maguiña.

"Estamos también en los hospitales que recibieron heridas/os, como producto de las protestas, para garantizar el derecho de la salud de todas/os", remarcó.

El organismo indicó que sus comisionados verifican, además, "la correcta atención de salud de las/los policías heridas/os" que han sido ingresados en el hospital de la Policía Nacional.

La Policía señaló en Twitter que durante las manifestaciones de este sábado una veintena de agentes quedaron heridos "tras haber sido agredidos por vándalos" y que "dos de ellos fueron evacuados a los centros de salud más cercanos".

Cientos de manifestantes volvieron a enfrentarse este sábado en las calles del centro histórico de Lima con agentes de la Policía Nacional, a los que lanzaron pirotécnicos y objetos contundentes en el acceso a la avenida Abancay, que conduce hacia el Congreso peruano, lo que fue respondido con disparos de gases lacrimógenos.

En un primer momento, medios locales mostraron que, al menos, seis agentes fueron retirados heridos en ambulancias, mientras que representantes de organizaciones sociales y activistas informaron en redes sociales que también había, cuando menos, dos manifestantes heridos por la acción policial.

Los disturbios se desataron después de que un numeroso grupo de personas recorriera nuevamente las calles del casco histórico de Lima para exigir la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, adelanto de elecciones generales y la convocatoria a una asamblea constituyente.

Hasta la fecha, según datos de la Defensoría, ya son 48 las personas que participaban en las protestas que fallecieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, mientras que un policía murió tras ser quemado vivo por manifestantes.

A estas víctimas, se suman 11 decesos en sucesos relacionados con los bloqueos de carreteras y una muerte ocurrida en la norteña región de La Libertad, confirmada por la Policía.

Asimismo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reportó la muerte de cuatro haitianos que no pudieron recibir asistencia médica por los bloqueos de carreteras, además de un bebé nonato confirmado por Unicef, lo que resulta en 65 fallecidos por las protestas desde el 11 de diciembre.

(c) Agencia EFE