Mar del Plata: una insólita pelea enfrenta a la Defensoría del Pueblo con los gastronómicos por los espacios para fumadores

·4  min de lectura
Si se amplía la normativa, los decks de los bares y restaurantes serían los únicos espacios donde se podría fumar
Si se amplía la normativa, los decks de los bares y restaurantes serían los únicos espacios donde se podría fumar - Créditos: @Mauro Rizzi

MAR DEL PLATA.- Un proyecto de la Defensoría del Pueblo local alienta ampliar la prohibición de fumar en lugares al aire libre dentro de establecimientos gastronómicos y salones de eventos. Así se busca evitar los grises que se generan sobre los diseños y los funcionamientos de los sistemas de ventilación adecuados en los espacios hoy reservados para que el humo de cigarrillos no afecte al resto de los clientes de esos establecimientos.

Delta. La postal turística que es una pesadilla para los isleños y pronto podría desaparecer

La iniciativa, que según sus autores tiene como disparador las denuncias y reclamos recibidos por algunos vecinos, impulsa ajustes sobre una ordenanza vigente en el distrito de General Pueyrredon –la 20.104 y la 24.194 que la modificó– que es bastante estricta en la restricción y alcanza a plazas, parques, todos los espacios cerrados de distintos ámbitos –comercial, administrativo, recreativo- con acceso público y fija como únicas excepciones patios, terrazas y balcones con sistemas de purificación de aire, salas de fiestas equipadas con mecanismos de renovación artificial de aire y clubes de fumadores.

La presentación de esta propuesta disparó las quejas y rechazo inmediatos de cámaras empresarias vinculadas al sector gastronómico y la organización de fiestas privadas dado que entienden que en sus espacios ya existe una delimitación clara de áreas reservadas para que fumadores no afecten al resto de los asistentes.

“No queremos perjudicar a nadie, sino que apuntamos a consensuar nuevos espacios libres de humo”, aclaró el Fernando Rizzi, al frente de la Defensoría del Pueblo junto a Daniel Barragán y Luis Salomón.

Las quejas recibidas en esa dependencia apuntan a supuestos patios, identificados dentro de locales gastronómicos como sector apto para fumadores, que tienen cerramientos más o menos amplios que poca diferencia permiten con los demás ambientes cerrados.

¿Hormona del estrés? Todo lo que puede revelar el cortisol alto en sangre

Rechazo

“Los establecimientos gastronómicos ofrecen alternativas tanto para fumadores como para no fumadores, poniendo a disposición de los clientes espacios cerrados libres de humo y espacios abiertos que no lo son, lo que ha llevado a una convivencia pacífica entre unos y otros actores”, se apuraron a aclarar desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) para desestimar la iniciativa de la Defensoría del Pueblo.

Desde la Asociación de Productores de Eventos (APE) respondieron también que una cosa es prohibir fumar en salones cerrados “y otra es la prohibición en lugares que tienen hectáreas de parque, que prepararon patios o que instalaron mecanismos de renovación artificial internos para contemplar a sus invitados fumadores”.

La presentación en sociedad del proyecto de la Defensoría del Pueblo causó aún más revuelo porque hablar de prohibición de fumar en lugares públicos abiertos parecía atacar la cada vez más amplia oferta de mesas y sillas dispuestas sobre veredas y calles, estructuras con las que la gastronomía amplió su propuesta al aire libre para sortear las primeras restricciones sanitarias durante la pandemia por coronavirus.

“El objetivo no son los decks, eso queda claro, sino el interior de negocios para evitar esa ambigüedad de lo que se presenta como un espacio interior a cielo abierto o ventilado y en realidad no lo es”, precisó Rizzi a LA NACION.

Multas

De acuerdo a la ordenanza vigente, los infractores quedan expuestos a multas equivalentes al valor de 250 y hasta 1000 atados de cigarrillos de la variedad con mayor precio de mercado, con previsión de llegar a triplicarlas para casos de reincidencia y clausura por 30 días para quien acumule un tercer antecedente por este tipo de incumplimientos.

El funcionario advierte que tras diez años de vigencia de la normativa que impuso las primeras limitaciones a fumadores correspondería implementar las reformas sugeridas en su proyecto para “evitar conflictos e interpretaciones, garantizando mayor cuidado de los asistentes a locales gastronómicos y de eventos y de sus trabajadores”

De las tres excepciones contempladas en la ordenanza actual se solicita eliminar las dos que contemplan permiso que hoy alcanzan a terrazas, patios y balcones de establecimientos gastronómicos y también los salones de fiestas, de tal manera que la que solo quedarían autorizados los clubes de fumadores de tabaco y tabaquerías con áreas de degustación.

“Somos acérrimos defensores de la libertad y creemos firmemente que prohibiciones de este tipo colisionan con su ejercicio, en especial ante la existencia de opciones que permiten a cada uno elegir la que le parece más adecuada”, responden los gastronómicos mediante un comunicado institucional. “Mientras no se afecten derechos a terceros debemos priorizar la individualidad de las personas”, insiste Hernán Szkrohal, vicepresidente de la entidad.

Desde la APE, por su parte, sostienen que la prohibición a un fumador en un ambiente festivo “va a producir un rechazo inmediato” y descreen del beneficio que podría llegar con los cambios propuestas. Por el contrario, anticipan inconvenientes para responsables de estos establecimientos y su personal ya que “quedaríamos como rehenes y gendarmes del cumplimiento de dicha actividad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.