Mar Regueras, la actriz y presentadora que ahora se gana la vida como agente inmobiliaria

·5  min de lectura

Mar Regueras fue uno de los rostros más populares de la televisión en los años noventa. En la actualidad, tras un tiempo de sequía en el mundo del entretenimiento, trabaja en una profesión que nada tiene en común con los inicios de su andadura televisiva cuando despuntaba como bailarina en el mítico programa El gran juego de la oca, un trabajo que vino tras su debut (allá por 1992) en Chicago donde mostró su saber estar en el escenario a nivel corporal.

 La actriz en el front row de la colección HighlyPreppy en 2017 (©KLA/Gtres)
La actriz en el front row de la colección HighlyPreppy en 2017 (©KLA/Gtres)

¿Sabes a qué se dedica ahora? A dos años de sus últimos pasos por la televisión, en Servir y proteger (La 1) y Cámbiame (Telecinco), actualmente se ha abierto camino en otra industria como asociada de una agencia inmobiliaria, como apunta en sus redes sociales y la propia web de la empresa.

La trayectoria de Mar Regueras en el mundo de la interpretación no ha sido de color de rosas. Y, de hecho, hubo un tiempo en el que su presencia en los principales títulos de la ficción española perdió fuelle y se planteó marcharse fuera de España: “Sí, me lo he planteado. De hecho, sigo moviendo hilos para trabajar en México o Miami”, aseguró en una entrevista a Diez Minutos en 2017.

Y es que durante un tiempo su situación económica no fue muy boyante precisamente por la falta de trabajo. En 2013 Vanitatis ya hacía referencia a sus problemas económicos asegurando que, después de llevar más de año y medio intentando vender su casa sin éxito, la actriz había optado por un plan B que consistía en alquilar el inmueble por 1.500 euros al mes.

En la actualidad, a pesar de que procura compaginar su lado más artístico, hemos podido descubrir a través de las redes sociales que se gana la vida como agente inmobiliaria en la empresa Zome Madrid. Es más, tal y como apuntan medios como Jaleos, es también agente comercial.

Sin dudas se trata de un cambio de profesión drástico, que me recuerda al que hizo el también actor Antonio Zabalburu y que me explicó hace meses en una charla: coach de productividad para una empresa del sector inmobiliario.

Ha sido el actor Carles Carrasco quien, el pasado mes de julio, compartió una fotografía en su perfil de Instagram en la que abordaba cómo su amiga Mar Regueras se había convertido en una mujer polifacética: “¡Esta mujer con una nominación a los Goya que se ha reinventado en madre, actriz y mujer 10, es la mejor agente inmobiliaria que tiene Madrid! Gracias por tu trato, por tu preocupación, por tu eficacia y por tu amistad".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En este contexto, la propia protagonista de esta historia- que, en efecto, concilia la crianza de su hija Violeta nacida en 2006 (de su relación con Toni Cantó) con nuevas metas profesionales- respondió al cumplido virtual asegurando que "con clientes, amigos como tú, ha sido fácil acompañarte en esta aventura de vender tu vivienda. Mi mejor recompensa es haberte hecho este proceso más sencillo y feliz".

UNA CARRERA POLIFACÉTICA

Mucho antes puedes recordarla en su paso inicial por El gran juego de la oca, aunque la mayoría le puso rostro gracias a su faceta como presentadora ya que en 1996 condujo el Grand Prix junto con Ramón García quien, por cierto, recientemente ha revelado que el concurso no vuelve a la pequeña pantalla por el miedo a los grupos animalistas. Tras este primer trabajo como presentadora, Mar Regueras también se pondría al frente del programa musical Música sí.

Dando muestras de su versatilidad esta comunicadora nacida en Barcelona también se adentró en el mundo de la interpretación a finales de los años noventa, alejándose por tanto de los programas de entretenimiento y también de su título de entrenadora nacional de gimnasia rítmica que no puso en práctica.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y este campo marcó su trayectoria profesional ya que durante algo más de dos décadas ha interpretado a decenas de personajes en televisión. Seguro que recuerdas su paso por El comisario, serie en la que se mantuvo durante cuatro temporadas, o su trabajo más fugaz en Los misterios de Laura. En este contexto, una de sus últimas apariciones ha sido en Servir y proteger, ficción de Televisión Española en que la desembarcó en 2017 para encarnar a Natalia Contreras, personaje con el que ha demostrado que las actrices maduras como ella, que ha cumplido 49 años, tienen mucho que decir y no pueden ser olvidadas en un cajón.

En estos años de éxito intermitente también ha tenido tiempo de explotar su faceta de actriz en la gran pantalla. Más allá de su debut en este medio con Mi casa es tu casa destaca su interpretación en la película Rencor por la que fue nominada como Mejor actriz de reparto en los premios Goya.

Mar Regueras incluso ha ido un paso más allá y no todos los espectadores conocen que hace un tiempo se ganaba también la vida como escritora. En 2016 publicó el libro El amor y su puta madre que elaboró junto al escritor Javier Espinosa. Un título con toques biográficos que se concibe como su terapia para abordar todo lo que ha vivido en el amor. “Aparte de desahogarme emocionalmente, lo que pretendía era reírme de mí”, aseguraba en la citada entrevista a Diez Minutos.

No podemos añadir más que un chapeau por Mar Regueras que ha demostrado que cualquier momento es bueno para reorientar la vida.

Para seguir leyendo:

Otro verano sin Grand Prix: el concurso que no vuelve por miedo a los grupos animalistas

Alicia Senovilla, la presentadora que nos descubrió a Belén Esteban y que ahora vende pantalones vaqueros

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.