Marcelo Gallardo en pleno: el valor del triunfo de River, la polémica con De la Cruz y en qué situación está el deseo por Luis Suárez

·5  min de lectura
La ovación a Marcelo Gallardo, un clásico de todos los partidos de River, en el Monumental
La ovación a Marcelo Gallardo, un clásico de todos los partidos de River, en el Monumental - Créditos: @LA NACION/Mauro Alfieri

Arropado con unos guantes negros, como nunca se lo había visto, Marcelo Gallardo ingresó en el estadio. Hizo de lo siempre: serio de a ratos, sonriente por momentos, saludó a los alcanzapelotas y a los rivales, dio indicaciones tácticas, se paró, se sentó, estuvo a full durante la victoria de River ante Lanús por 2-1, en el Monumental. Aplaudió, sobre todo, por las destrezas de los dos primeros goles. Pasó por todos los estados de ánimo. Sin embargo, marcó la cancha antes de los primeros 10 minutos del primer tiempo del choque contra Lanús.

Nicolás de la Cruz sufre, en tiempos recientes, varios contratiempos físicos. Sale, entra. Vuelve, sale. En los primeros instantes, se tomó el tobillo derecho. Una dura entrada de Diego Braghieri lo sacó del eje. Durante el tramo siguiente, fastidioso, molesto, se tocaba todo el tiempo la pierna, lejos del juego. Parecía estar lesionado, una vez más. Gallardo, sin embargo, no le pidió a los jugadores que estaban en el banco de los suplentes que realizaran ejercicios de calentamiento.

Mientras tanto, el uruguayo corría, de un lado a otro, pero no se mostraba firme, seguro. De pronto, el Muñeco lo llamó y hubo un intercambio de palabras. Evidentemente, al DT no le agradó lo que le contestó el volante, por lo que rápidamente resolvió hacer el cambio. A los 23 minutos, Exequiel Barco reemplazó al mediocampista todo terreno, que casi no conversó con el DT en su salida y rápidamente se colocó hielo en la zona afectada.

"Para allá": un gesto de Gallardo, en el Monumental
"Para allá": un gesto de Gallardo, en el Monumental - Créditos: @LA NACION/Mauro Alfieri


"Para allá": un gesto de Gallardo, en el Monumental (LA NACION/Mauro Alfieri/)

Necesitaba una respuesta rápida por De La Cruz. Salió de forma prematura porque no tenía garantías de que pueda seguir y no estamos para correr riesgos. Fue un golpe nada más”, comentó el DT, en referencia a la polémica de la noche.

Fue curiosa la situación, porque para el DT, De la Cruz es uno de los indispensables. Últimamente, es cierto, no responde con la misma soltura, cuando juega o cuando está detrás de escena, por alguna molestia. Suele ser uno de los pretendidos desde Europa y, a su vez, un candidato a ser parte del Mundial de Qatar. Luego de ese malestar, el DT se sintió a gusto con los dos goles (con el estilo que pregona, con un Paradela enchufado, una de sus apuestas), pero enseguida tomó nota de las dudas que le representan a Mammana el lateral derecho. Del otro lado, Gómez no ofrece garantías, más allá del entusiasmo al encarar.

Parado estuvo durante buena parte de la segunda mitad, con las manos en los bolsillos, siempre listo para hacer un comentario a los asistentes. No le agrada cuando el juego pierde frescura, movilidad. Y, al mismo tiempo, tomó nota de los desajustes defensivos, un mal que atraviesa el último tiempo en Núñez. Al final, se retiró con el pulgar levantado. Y fue ovacionado, una vez más.

Y dejó otras frases con su sello:

  • “Lucas Beltrán ya está con nosotros y Rodrigo Aliendro estará disponible a partir del lunes para sumarse una vez que pase la revisión médica. Se llegó a un acuerdo con Colón y es importante que vengan a sumar para nosotros. Luis Suárez y Miguel Borja son posibilidades. Creo que alguna de las dos claramente va a suceder”.”.

  • “Tenemos la idea de hacer un gran partido contra Vélez, en Liniers. El fútbol argentino es muy parejo”

  • “Siempre estoy buscando respuestas permanente, de acuerdo a lo que podemos dar, de acuerdo con nuestras posibilidades. No siempre coincide lo colectivo y lo individual. A veces bajan los rendimientos individuales; cuando ocurre eso, se siente. La sensación de que el equipo está, pero no me gustan los 11 de memoria. Estoy tratando de que la competencia interna sea permanente”

De la Cruz, uno de los protagonistas de la noche
De la Cruz, uno de los protagonistas de la noche - Créditos: @FOTOBAIRES/Nicolas Aboaf


De la Cruz, uno de los protagonistas de la noche (FOTOBAIRES/Nicolas Aboaf/)

  • La salida de Enzo Fernández podía suceder. Están en el mercado, en el radar. Pasó con Julián (Alvarez), ahora con él. Me pongo contento por el crecimiento futbolístico de ellos. Para nosotros son pérdidas muy importantes, somos un país exportador de futbolistas. Siempre hay que buscar alternativas, sumamos a un buen futbolista como Aliendro, con una buena actualidad. Nos va a dar una mano. Hay que convivir con eso. Es un buen jugador y nos ofrece variantes”.

  • Suárez es un futbolista de elite, está haciendo una recuperación de una limpieza de su rodilla. Si viene hoy, mañana no puede jugar. Nuestra espera es acorde a sus tiempos. Necesitamos a un jugador de ese calibre. Nuestra espera va de la mano con su evolución. Si se conectan las posibilidades, hay buena disposición de los dos lados y estará o no. El mostró deseo y entusiasmo, sino, no estaríamos esperando por él. El asumió que lo entusiasma, será una decisión de él. Somos una opción viable. No hay que mentirle a la gente, un nombre de esa talla sabemos lo que significa. Y para el fútbol argentino también sería algo importante. Lo de Borja se trabó un poquito”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.