María Isabel Díaz: "Espero poder continuar mi carrera aquí y devolviendo al público español todo el afecto que me ha dado"

María Isabel Díaz (©Gran Vía Comunicación)

Por Paula Olvera- El pasado 20 noviembre comenzó el rodaje de la esperada tercera temporada de Vis a vis. Tras la cancelación de la serie en Antena 3, y la movilización en redes sociales de los seguidores que conforman la Marea Amarilla, María Isabel Díaz volverá a dar vida a Sole próximamente en FOX. Esta actriz cubana, que en su día fue “chica Almodóvar” en la película Volver,  recientemente ha estado rodando la película El viaje extraordinario de Celeste García. Además, la podemos encontrar en la gran pantalla con La Llamada, el debut como directores de cine de Javier Calvo y Javier Ambrossi.

-FOX ha apostado por una tercera temporada de Vis a vis, ¿qué nos podrías contar de tu personaje en esta nueva tanda de capítulos?
Sole, trasladada junto a sus compañeras al penitenciario Cruz del Norte, llega en esta temporada con un dolor y rabia inmensos por la muerte de su esposo el mismo día de su boda. Nueva cárcel, nuevas presidarias, Sole estará inmersa en ese micro mundo lleno de intrigas, venganzas y traiciones de las que no puedo desvelar nada.

-¿Cómo recibiste la noticia de que volvía la serie después de ese cierre inesperado en la segunda temporada que revolucionó las redes sociales?
Fue realmente una gran noticia. Vis a Vis quedó suspendida en medio de su propio éxito y como parte del elenco sentí alegría, pero como espectadora que he sido de la serie puedo decir que sentí que se le hacía justicia a un producto que merecía seguir vivo. También es muy reconfortante saber que toda la Marea Amarilla, que nunca dejó de perseverar en su deseo de traer de vuelta la serie, tenga por fin la tercera temporada de Vis a Vis.

-¿Qué crees que ha aportado hasta ahora Vis a vis en el panorama de las ficciones españolas?
En alguna ocasión he leído que Vis a Vis marca un antes y un después en la ficción española. Arriesgada en su forma y en su contenido, la serie conduce al espectador por un recorrido de un altísimo nivel estético y conceptual. Guiones rompedores e inteligentes donde se integran orgánicamente situaciones extremas con el costumbrismo carcelario que están dirigidos a un público que jamás fue subestimado ni encasillado en convencionalismos sociales y morales. La narrativa visual resulta impactante a partir de la puesta en cámara de los directores apoyada, desde luego, por una fotografía de un rango de gran cine. La sabiduría del equipo que hizo esta serie creo que radica, fundamentalmente, en darle al espectador español el lugar que realmente tiene, ofrecerle un producto a la altura de un público que camina al ritmo de los nuevos tiempos.

-¿Y qué ha aportado esta serie en tu vida personal?
Primeramente me ha hecho crecer y madurar como actriz. Sole es un personaje lleno de matices, de luces y sombras, y en estas dos temporadas he recibido el regalo de poder transitar con ella por mucho de sus recovecos emocionales y vivenciales. Estar en una serie como Vis a Vis me ha dejado un premio Ondas junto a todas mis compañeras y una nominación a los premios de la Unión de actores y actrices, y también algo maravilloso que es el reconocimiento del público a tu trabajo, su cariño y su respeto.

-Has regresado a Cuba para protagonizar El viaje extraordinario de Celeste García. Según he leído, le consideras el mejor papel de tu carrera. ¿Qué te ha aportado realmente este personaje?
Tengo que empezar diciendo que he tenido a lo largo de mi carrera personajes que han tenido una gran importancia para mí como actriz y que cada uno tiene un peso específico en mi trayectoria profesional como fue el de mi primera película que, 32 años después de estrenada, aún sigue moviendo sentimientos y emociones en las nuevas generaciones de espectadores. Celeste García es un personaje que me sitúa en el punto de donde partí hace una veintena de años: Cuba. Y me lleva a mi propio viaje, el que no está en la película, un viaje íntimo y personal que he tenido en paralelo con el personaje. Celeste es pura verdad, sencillez y cotidianidad. Reconocible en cualquier parte del mundo. Sus sueños y deseos son como los de cualquier mujer de este planeta aunque para lograrlo se quiera ir de este mundo.

-Por lo que cuentas, ha sido un gran debut de Arturo Infante…
El guión está hecho con delicado amor por la mano del propio Arturo Infante. Haber trabajado bajo su dirección ya tiene un significado especial para mí, pues es de su generación uno de los creadores más interesantes y con una sensibilidad especial. No sé si Celeste García será el mejor papel de mi carrera, pero si puedo asegurar que me ha llevado en su viaje extraordinario hacia una zona que me enriqueció profundamente como ser humano y seguramente como actriz.

María Isabel Díaz en La Llamada (©Gran Vía Comunicación)

-Actualmente te podemos ver en la película La Llamada. ¿Cómo definirías la dirección de Los Javis que arrasan en cada uno de sus proyectos?
Los Javis tienen la frescura y el desparpajo que da la juventud, pero también tienen una gran riqueza que es la valentía y la libertad. Y es así como ellos dirigen, como si fuese una fiesta, disfrutándolo todo y con sus ideas muy claras.

-Fue muy importante en tu carrera el protagónico de Una novia para David. ¿Encuentra grandes diferencias a la hora de participar en una película cubana frente a una española?
Cuba está teniendo un momento muy complicado en la actualidad. En los años ochenta, cuando filmé Una novia para David, se estaba viviendo en el país una época de cierta bonanza económica. Hoy, casi siempre, los productores buscan financiación extranjera para poder llevar a cabo una película. El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) no puede asumir todas las producciones del país y esto ha permitido que surjan productoras independientes que hacen posible la realización de muchos proyectos de diferente magnitud. Aún con esta problemática, mi reciente experiencia en el rodaje de El viaje extraordinario de Celeste García, producida por 5ta Avenida, fue más que satisfactoria y donde el nivel de profesionalismo está a la altura de cualquier producción española.

-Hay que recordar que eres la primera “chica Almodóvar” cubana. Teniendo en cuenta que este director es un referente, ¿cuál de sus películas es la que más admiras?
La primera película que vi de Pedro Almodóvar fue Entre tinieblas. Casi clandestinamente el director de mi primera película, Orlando Rojas, me puso la película para que conociera a un director español que el calificaba de genio. Quedé maravillada y alucinada. Se me hace muy difícil elegir una, pero creo que La ley del deseo fue una película que me dejó con la sensación de que después de esa no podría haber una mejor. Pero ha habido muchas y mi fidelidad es endeble cuando veo Hable con ella o como cuando salto en el sofá una y otra vez porque Carmen Maura golpea con el jamón a su marido en Qué he hecho yo para merecer esto. No puedo elegir una pero, por supuesto, guardo en un lugar muy especial de mi memoria Volver pues tiene varios significados para mí además de haber tenido la suerte de haber participado en ella.

-¿Cree que España es un buen país para continuar tu carrera como interprete en los próximos años?
Ni escéptica ni pesimista, yo vivo el momento y lo disfruto si es lindo; si es adverso trato de cambiarlo. España es mi segunda casa, ahora mismo es mi casa. Espero poder continuar mi carrera aquí y seguir creciendo y devolviendo al público español todo el afecto que agradecidamente me ha dado.

-Por último, ¿en qué medio te sientes más feliz: televisión o cine?
Me siento feliz, muy feliz, actuando. Y más feliz aún si lo que hago cumple mis expectativas como artista. Televisión o cine, ¡he ahí el dilema! El cine me ha preparado para hacer la televisión que se está haciendo ahora. Creo que lo importante es la historia que se cuente y cómo se cuente, siendo buena vale la pena si es para televisión o para cine. Son dos medios que cada vez se van pareciendo más y cada vez se me hace más injusto elegir. Hace varios años habría dicho sin pensar, cine. Ahora prefiero leer el guión y después decidir. De cualquier manera aún seguimos diciendo cuando algo queda bien: ¡Esto quedó de cine!

Para seguir leyendo:
Los misterios sin resolver de Vis a vis
Javier Rey sobre la serie Fariña: “El público exigente la va a recibir con los brazos abiertos”

Imágenes: ©Gran Vía Comunicación