Anuncios

El ex de Mariah Carey, Nick Cannon, da la mayor lección de fortaleza en el peor momento de su vida

NEW YORK, NEW YORK - OCTOBER 13: Nick Cannon poses at the opening night of the new play
El emotivo mensaje positivo de Nick Cannon tras perder a su bebé por cáncer (Photo by Bruce Glikas/WireImage) (Bruce Glikas via Getty Images)

Hay instantes que nos cambian la vida para siempre y da igual si somos personas anónimas o famosas. El dolor, el luto, la pérdida o la impotencia son sentimientos que todos atravesamos a lo largo de la vida y, desde luego, Nick Cannon lo sabe muy bien.

El exmarido de Mariah Carey con quien estuvo casado durante ocho años acaba de atravesar el peor momento de su vida, la muerte de un hijo. Nick tiene siete hijos, con la cantante tuvo a sus gemelos Monroe y Moroccan pero con su actual pareja, solo tenía al pequeño Zen.

Nick y Alyssa Scott dieron la bienvenida a este mundo a su bebé el pasado mes de junio y ahora, tristemente, han tenido que despedirle. El bebé padecía hidrocefalia y ha fallecido a causa de este tipo de cáncer cerebral.

El dolor y la desolación de sus padres ha dado lugar a un discurso honesto y digno de mención que el propio Nick ha tenido la entereza de compartir con su público en ‘The Nick Cannon Show’, su programa de entrevistas.

El rapero ha sido tan generoso de explicarle algo tan íntimo y familiar a la gente que le sigue y le quiere a través de la pequeña pantalla y es todo un ejemplo de que hay esperanza y bondad hasta en las peores situaciones de esta vida.

Cannon no ha podido evitar llorar al recordar cómo fue el inicio de la enfermedad del pequeño Zen de tan solo cinco meses y, sobre todo, se ha emocionado al recordar el último abrazo que le dio antes de fallecer el pasado fin de semana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La ternura con la que habla del pequeño y de Alyssa son emocionantes y la empatía que despierta su reflexión final es toda una lección de vida, aún habiendo vivido la muerte tan de cerca a través de su hijo.

Nick explica que: “Yo siempre noté que tenía tos y quise llevarlo a revisión. Tenía una peculiar forma de respirar” entonces fue cuando los doctores le detectaron hidrocefalia y les comunicaron que necesitaba que le colocasen una válvula mediante una cirugía de urgencia “Estuvimos esperanzados en ese momento y seguimos hacia adelante. Él todavía jugaba con sus hermanos y hermanas, y aproveché cada oportunidad para abrazarlo”.

Sobre su mujer ha explicado que “Nunca la he visto crispada ni enfadada, claro que se ha emocionado cuando necesitaba hacerlo pero siempre ha sido la mejor madre y lo sigue siendo”. El artista ha terminado diciendo que “Nunca sabes por lo que otra persona está pasando así que aprovecha, abraza a la gente que quieres, abraza a tu familia y diles cuánto les amas”.

La vida es efímera y, aunque en el día a día quizá no nos demos cuenta, el tiempo vuela y siempre puede ser la última vez que abracemos a alguien. Nick lo sabe muy bien y no ha querido guardarse ese dolor sino transformarlo en un mensaje inspirador que llegue a miles de personas.

Cannon ha explicado que la operación a su hijo para drenar el fluido del tumor no ha sido suficiente y que, desde Acción de Gracias todo empezó a ir a peor: “Ese fin de semana hice un esfuerzo por pasar el mayor tiempo posible con mi hijo Zen. Nos levantamos el domingo y Alyssa y yo fuimos con él al mar. Después regresé a Nueva York para el show, pero en el aeropuerto recibí una llamada para volver con él.” En su último abrazo, Nick revela que “Me di la vuelta y no solo pudimos ver el amanecer, sino que también pudimos ver el atardecer”.

Alyssa también ha querido despedirse de su hijo en redes sociales y lo ha hecho con un emotivo mensaje que reza: “El dolor que sentía en mi brazo por sujetarte se está desvaneciendo lentamente. Es un doloroso recordatorio de que ya no estás aquí. Me sorprendí mirando por el asiento trasero mientras conducía solo para ver que el espejo ya no reflejaba tu rostro perfecto. Cuando cierro una puerta demasiado fuerte, contengo la respiración y hago una mueca de dolor sabiendo que un suave llanto lo seguirá en breve. No viene. El silencio es ensordecedor.

Y prosigue: “Estos últimos 5 meses hemos estado juntos en esta carrera. Nos entregaríamos el testigo unos a otros. Me mantuviste en marcha. Sería media noche y me sonreirías. Una oleada de energía llenaría mi cuerpo y la alegría pura irradiaría desde mi interior. Éramos un equipo, ambos decididos a llevarlo a cabo. Me es insoportable correr sin ti ahora. No puedo. Y en este momento me siento recargada. Por tu hermana… Por Dios. Por completos desconocidos animándome a no rendirme. Ha sido un honor y un privilegio ser tu mami. Te amaré por toda la eternidad.”

La pareja está rota de dolor y, en plena tragedia, saca fuerzas para seguir adelante. Nick ha sido un gran ejemplo de profesionalidad continuando en su programa y haciendo un speech directamente salido del corazón en un momento en el que muchos seríamos incapaces, seguro, de salir de la cama siquiera.