Los marines estadounidenses entrenan como Mark Wahlberg, y no al revés

·1  min de lectura


El proceso de preparación para su próximo película, 'Father Stu', supuso un cambio muy refrescante para Mark Wahlberg, ya que por una vez no tuvo que encerrarse en el gimnasio -más de lo habitual- para trabajar musculatura. En su lugar, se pasó seis semanas hinchándose a donuts para ganar más de diez kilos y meterse así en la piel de un boxeador retirado con una forma física cuestionable.
El único inconveniente es que ahora le toca perder ese mismo peso siguiendo alguno de los programas de entrenamiento que él mismo ha ayudado a diseñar y que a menudo implican levantarse todos los días de la semana a las cuatro de la madrugada para hacer ejercicio durante dos horas. El nivel de exigencia de estas rutinas llega hasta tal punto que resultan adecuadas para el mismísimo cuerpo de marines estadounidenses.
Lo más irónico es que las estrellas de Hollywood recurren a menudo a entrenadores personales que han servido en el ejército para que les pongan en forma, pero en el caso de Wahlberg, son los militares quienes entrenan como él. Este fin de semana el actor visitó una base aérea en San Diego para inaugurar un gimnasio que utiliza su programa F45, que consiste en un circuito de alta intensidad de 45 minutos, y estuvo trabajando codo con codo con los marines para demostrar que es capaz de seguirles el ritmo sin problema. También pasó tres horas sacándose selfies y agradeciéndoles su servicio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.