Massa mete más presión sobre Guzmán: el impacto de la carrera inflación vs. paritarias en la interna del Gobierno

·6  min de lectura

La inflación del 6% en abril y el empuje que esa escalada de los precios le da a las negociaciones paritarias se ponen en el centro de la pelea interna que atraviesa al Gobierno. El ojo de esa tormenta está el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien ahora recibió un pedido público del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para que suba el "piso" del Impuesto a las Ganancias y se vio obligado a responder.

A través de una carta, Massa le solicitó al ministro que eleve el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta. Un dato destacable de esa nota que fue públicamente difundida es que le recuerda a Guzmán que, a partir de la ley aprobada por el Congreso en abril de 2021, el Ejecutivo tiene facultad para tomar esta medida por decreto.

De esta manera, el reclamo del tercer socio del Frente de Todos mete más presión sobre Guzmán en medio de los reiterados cuestionamientos que recibe su política económica por parte de la vicepresidenta Cristina Kirchner y su círculo, a pesar del respaldo que le da el presidente Alberto Fernández.

Si bien el presidente de la Cámara baja no aparece entre los críticos más furibundos del ministro de Economía, dejó trascender su malestar en las horas posteriores al pedido que se dio en paralelo al intento de Cristina Kirchner de marcar la agenda económica desde el Congreso poniendo el acento en la carrera de los salarios contra la inflación y luego de su guiño para que las paritarias cierren en el orden del 60%.

El pedido de Massa se da en paralelo a la presión que ejerce el kirchnerismo desde el Congreso

Inflación vs paritarias: el pedido de Massa y la respuesta de Guzmán

La solicitud de Massa al Ministerio de Economía (un día después de la publicación del dato de inflación) muestra un punto de contacto con las acciones de la vicepresidenta porque se funda, según informaron voceros de la presidencia de la Cámara alta, en la necesidad de que "no se neutralicen los aumentos salariales" acordados en paritarias.

Así, el dirigente oficialista presta atención a la evolución de las negociaciones que ya se cierran alrededor del 60% -como fue el caso de los Bancarios que Cristina Kirchner felicitó públicamente- y que algunos gremios imaginan para fin de año en un 70%, debido a la proyección inflacionaria.

En la carta a Guzmán, Massa recordó que "mediante la Ley N° 27.617 se introdujeron modificaciones a la Ley de Impuesto a las Ganancias (…) con el objetivo de promover que la carga tributaria de dicho tributo no neutralice los beneficios derivados de la política económica y salarial asumida por el Gobierno tendiente a dar sostenibilidad al poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados".

Sorprendido por el pedido público, el ministro de Economía dio una escueta pero significativa respuesta al señalar: "Es una obviedad que se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan Ganancias en función de la evolución de la inflación".

Presionado a dos puntas y con el duro dato de la inflación todavía fresco, Guzmán tuvo que responder al pedido de Massa

En el massismo no se quedaron callados. "Hay tantas obviedades que se demoran", manifestaron a iProfesional fuentes cercanas al presidente de la Cámara de Diputados. Así dejaron claro que también en la tercera pata de la coalición oficialista empieza a haber malestar con Guzmán.

El recordatorio que metió presión sobre Guzmán

La mención a la Ley 27.617 no parece inocente. Massa indicó en la nota que esa norma "consolidó un esquema progresivo de alivio fiscal para los contribuyentes" y subrayó que además delegó en el Gobierno "la facultad de incrementar" los montos no imponibles para Ganancias "durante el año fiscal 2021 con el objetivo de que los incrementos adicionales de las paritarias no generen un adicional de la carga tributaria" y "neutralice la política económica y salarial del Gobierno".

"Consecuentemente, mediante el Decreto 620 del 16 de setiembre de 2021, el Poder Ejecutivo Nacional dispuso que los montos de la remuneración y/o haber bruto a los que aluden tanto el inciso z) el artículo 26 como el anteúltimo párrafo del inciso c) del artículo 30 de la ley del tributo se incrementarán de $150.000 mensuales a $175.000", continuó la carta.

Más adelante, el diputado señaló que "siguiendo el mismo razonamiento que motivo el dictado" de ese decreto el Congreso "volvió a delegar la facultad para incrementar las deducciones del impuesto durante el año fiscal 2022" independientemente de la actualización automática que ubicó el "piso" de Ganancias en $225.937.

La interna entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner tiene su eje en la política económica

Y concluyó que por todo eso, "y considerando que los supuestos macroeconómicos y salariales actuales difieren" de los que se calculaban en el fallido Presupuesto 2022, "se solicita tenga a bien efectuar una evaluación del impacto actual del tributo en los salarios y haberes a los efectos de proceder a incrementar las deducciones del Impuesto a las Ganancias en el marco de las facultades delegadas" por Ley 27.667.

"De esta manera, entendemos que se dará sostenibilidad a las políticas de este Gobierno referidas a mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y fortalecer la consolidación de la demanda y del mercado interno nacional", cerró Massa en la nota a Guzmán.

El apoyo de la CGT y la coincidencia con Cristina Kirchner

Poco después de que se difundiera, el pedido sumó el acompañamiento de la conducción colegiada de la CGT. "Venimos trabajando desde el inicio de la actual ronda de paritarias, que continúa desarrollándose, para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo y se actualicen los valores", indicaron en un escrito.

El apoyo de la CGT al pedido de Massa es clave en términos de la tensión política que se vive hacia adentro del oficialismo porque la central gremial que lideran Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña es actualmente uno de los principales respaldos que tiene Alberto Fernández ante las críticas del kirchnerismo.

Guzmán sigue teniendo el respaldo de Fernández en medio de la disputa que suma cada día un nuevo capítulo

La solicitud tampoco puede desligarse de los planteos que viene haciendo Cristina Kirchner contra la política económica. Hace una semana, en Chaco, la vicepresidenta afirmó que hay "un modelo de salarios bajos" y que "alguien o algunos están fallando".

Además, el pedido coincidió con los planteos que vienen saliendo del Congreso a instancias del kirchnerismo. Ejemplo de ello fue el impulso que le dio el diputado Máximo Kirchner al adelantamiento de la suba del 45% en el Salario Mínimo Vital y Móvil y que el Gobierno adoptó por decreto, así como el proyecto que presentaron los diputados del Frente de Todos que responden al dirigente social Juan Grabois para implementar un "salario universal".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.