Anuncios

Matteo Bocelli habla de su álbum debut y el sueño cumplido de colaborar con su ídolo Ed Sheeran

Cuando llevas uno de los apellidos más conocidos de la música italiana, las expectativas de los demás (las compañías discográficas, el público, la prensa) pueden resultar una carga insoportable. Sin embargo, una de las cualidades de Matteo Bocelli que llama la atención de inmediato, es su serenidad innata, la encarnación perfecta de los modales que han ayudado a su padre Andrea Bocelli a convertirse en un icono de la música y el estilo conocido en Italia y todo el mundo.

Para los Bocelli, la música es un asunto de familia. Fue su padre el que lanzó la carrera de Matteo hace cinco años con el dueto “Fall on Me”, un sencillo extraído del álbum , que debutó en la cima del Billboard 200. Nada mal para una primera aparición pública.

Ahora Matteo Bocelli, de 25 años, está listo para volar por su cuenta. Y quiere hacerlo a su manera, con su propio estilo: en las 12 canciones (14 en la edición deluxe) del álbum Matteo (lanzado el 22 de septiembre por Capitol Records/Universal Music), la propuesta operática de su padre da paso a un enfoque marcadamente pop, entre baladas al estilo de Ed Sheeran (su gran ídolo) y canciones más uptempo.

¿Cómo ha encontrado su propio sonido? ¿Cómo está construyendo su carrera? Billboard Italia lo entrevistó en Milán poco antes del lanzamiento del disco.

Tu “bautismo” artístico se remonta a hace cinco años, es decir, al sencillo “Fall on Me” a dúo con tu padre. ¿Qué representó ese momento y cómo fueron estos últimos cinco años de tu vida?

“Fall on Me” fue sin duda un comienzo importante. Fue la chispa que lo inició todo y han sido años llenos de emociones y buenas experiencias. La canción me abrió muchas puertas, empezando por la posibilidad de firmar un contrato con Capitol Records en Los Ángeles. El equipo me apoyó desde el principio, lo que me permitió trabajar en el proyecto dando lo mejor de mí mismo, hasta culminar con este primer álbum. “Fall on Me” fue una experiencia única. Ahora es el momento de caminar solo e iniciar un nuevo viaje con un proyecto que siento totalmente mío.

A pesar de lo que cabría esperar de tu apellido, tu proyecto tiene una dimensión claramente pop. ¿Cómo te has centrado en el sonido que querías conseguir a lo largo de los años?

Siempre he respirado mucha ópera y música clásica, pero la música que cantaba en casa era pop. Esto no significa que tú sepas exactamente lo que quieres. Es necesario trabajar, probar, experimentar. Estos años me han sido muy útiles para encontrar el sonido con el que me sentía cómodo. En los últimos años hemos compuesto 100 canciones y de ellas hemos seleccionado 14.

Desde el punto de vista pop, ¿quiénes son tus ídolos de ayer y de hoy?

Siempre digo Ed Sheeran. No solo es un artista increíble, sino que también es una bellísima persona, al menos eso es lo que percibí cuando lo vi en persona. Podría decir que es un ídolo para mí. Además yo soy un romántico, ¡y él es el rey de las baladas! Pero al mismo tiempo, ha sido capaz de tener un enorme éxito también con canciones más uptempo. Ese siempre ha sido un poco mi sueño: dejar huella en las canciones lentas y sentimentales, pero también poder hacer saltar a la gente en los conciertos. De todas formas, siempre he escuchado más la música del pasado: especialmente a Lionel Ritchie, Elton John, Queen, además de los grandes artistas italianos.

El álbum comienza con “For You”, una canción uptempo. ¿Por qué crees que es la mejor tarjeta de presentación de todo el proyecto?

En estos casos dejo que la compañía discográfica me aconseje. Es una canción en la que Capitol Records Los Angeles se ha centrado mucho. Y de hecho, cuando la ensayé enseguida me di cuenta de que era una canción con la que me sentía muy cómodo desde el punto de vista vocal. Y enseguida la percibí como una canción “top” para los conciertos.

“Chasing Stars”, escrita por Ed Sheeran con su hermano Matthew, habla de la relación entre ellos y su padre. Parece una canción hecha a tu medida.

Conocí a Ed con motivo del lanzamiento de “Perfect Symphony”, el dueto que hizo con mi padre. Luego me envió un par de ideas. “Chasing Stars” fue la que más me impactó. Me impresionó la melodía [porque Ed tiene un toque inconfundible] y el mensaje era perfecto para mi historia. Incluso cuando una canción está escrita por otra persona, debes encontrarte en lo que cantas. Cuando cantas ciertos textos, tienes que creerlos. De hecho, parecía una canción escrita solo para mí. Tenemos en común el hecho de contar con una familia a la que le encanta la música y que ha empujado a sus hijos a conocerla.

Las canciones son en su mayoría cantadas en inglés, pero también hay algunas en italiano. ¿Por qué esta elección de usar ambos idiomas?

Al haber firmado el contrato con Capitol Records en Estados Unidos, también tengo que hacer música en inglés. Y la razón por la que firmé con ellos es precisamente que crecí cantando tanto en italiano como en inglés. Siempre he deseado cantar en inglés, y sabía que esta discográfica me daría muchas oportunidades de colaborar con grandes autores internacionales. Al mismo tiempo, es importante no olvidar los orígenes. Considero que los textos italianos son los más profundos y bellos de la historia de la música. Los autores que escriben en inglés nos consideran casi empalagosos, excesivos. Sin embargo, yo creo que es la belleza de nuestro idioma. Somos románticos, no se le puede hacer nada.

El tuyo es un proyecto que parte de Italia pero con una fuerte proyección internacional. ¿Qué idea de “italianidad” quieres transmitir en el extranjero?

Simplemente estoy muy orgulloso de ser italiano. Espero que más allá de nuestras fronteras, la gente pueda apreciar las canciones que canto en nuestro idioma. Italia es tan querida que se defiende sola, no hace falta que Matteo Bocelli lo haga.

En 2019 fue tu “primera vez” en el Festival de Sanremo, al que fuiste como invitado en un dueto con tu padre. Ahora se publica tu disco. ¿Es un buen momento para volver como concursante?

Es una pregunta que me han estado haciendo desde entonces… Comprendo que en Italia el Festival de Sanremo tenga un peso importante, que sea lo máximo a lo que un artista puede aspirar. Y no niego que también sería una gran emoción para mí subir a ese escenario, no junto a mi padre como invitado, sino en primera línea como concursante. Pero en mi opinión, hay que ir cuando se está realmente convencido de ello, con una canción que te identifique de verdad.

El año pasado colaboraste con el cantante colombiano Sebastián Yatra. ¿También tienes ganas de poner un pie en el mercado latinoamericano?

Una de mis mayores comunidades de fans es la mexicana, por lo que es importante estar pendiente de ese mercado. Pero es necesario llegar allí asumiendo que tienes que hacer lo que te gusta. No me prostituiré jamás haciendo algo solo porque es lo que el mercado espera. Si se produce una colaboración con otro artista latinoamericano y me convence, ¿por qué no?

More from Billboard

Click here to read the full article.