El momentazo de Maya Rudolph y Kristen Wiig en los Óscar que no gustó a Billie Eilish

Si la genial y punzante (pero breve) actuación de los veteranos Steve Martin y Chris Rock en el arranque de los Óscar 2020 nos recordó la necesidad que tiene la Academia de restaurar la figura del presentador de la gala (abandonada en 2019 tras la polémica renuncia de Kevin Hart), otro momento posterior nos dio una idea clara de quiénes serían las candidatas perfectas para el 2021. Y es que el momentazo que se marcaron Maya Rudolph y Kristen Wiig al presentar a los nominados a Mejor Diseño de Vestuario fue un claro guiño para quien pueda estar barajando nombres de cara a la próxima ceremonia.

El sketch musical de Maya Rudolph y Kristen Wiig no le hizo demasiada gracia a Billie Eilish. (Imagen: Mario Anzuoni, Reuters - Gtres / Instagram @billieeilish)

Como ya hicieran en La boda de mi mejor amiga (Bridesmaids) y, sobre todo, como en tantos y tantos sketches de Saturday Night Live, las dos actrices y cómicas de 47 y 46 años respectivamente demostraron que no les hace falta casi nada para crear un número musical original y a la vez desatar las carcajadas del auditorio:

Bien, los nominados a Mejor Diseño de Vestuario son…” arrancaba Wiig antes de que Rudolph la interrumpiese: “¡Espera, espera! ¿Eso es todo? No podemos saltar directamente al premio…

Tienes razón”, seguía Wiig. “El diseño de vestuario implica mucho, ¿qué más podríamos decir?

Bueno… quizá no tengamos que decirlo”, decía Rudolph con tono jocoso. “Quizá lo cantemos”, replicaba Wiig.

Lo que vino a continuación fue la actuación musical más minimalista pero efectiva de la noche: una frenética y absurda canción a dos voces que mezclaba estrofas de temas relacionados con la moda o la ropa: “These Boots Are Made for Walkin´” de Nancy Sinatra, “Vogue” de Madonna, “Thong Song” de Sisqo, “U Got the Look” de Prince...

Lo que debería haber sido esa típica y vergonzosa escena de reunión familiar –cuando el alcohol ya ha hecho estragos en el primo chistoso o la cuñada ocurrente–, en manos de estas veteranas del humor se convirtió en una genial payasada que hizo las delicias de todos los que la vieron.

¿Hemos dicho a todos? Pues no: parece que el descaro y la falta de pudor de Rudolph y Wiig no le hicieron ninguna gracia a Billie Eilish. Y es que en cierto momento de la actuación la cámara cortaba al rostro de la californiana de 18 años, justo cuando mostraba un gesto que muchos interpretan como de vergüenza ajena –y que ya ha generado infinidad de memes a favor y en contra, al convertirse en emblema involuntario del eslogan “OK boomer”:

¿Estaba Eilish siguiendo la broma de las dos cómicas, o es que aún es demasiado pequeña para apreciar el ridículo controlado de dos humoristas profesionales y solo supo reaccionar así? Seamos prudentes y concedamos el beneficio de la duda a la joven cantante –que al fin y al cabo también tuvo su momentazo en la gala al interpretar el mítico tema "Yesterday" en homenaje a los fallecidos Kobe Bryant y Kirk Douglas:

Sea como sea, ¡lo importante de todo esto es que fichen a Rudolph y a Wiig para presentar los Óscar de 2021!

Finalmente las cómicas entregaron el Óscar a Mejor Diseño de Vestuario a Jacqueline Durran por Mujercitas, y el de Mejor Diseño de Producción fue para Nancy Haigh y Barbara Ling por Érase una vez en… Hollywood. Como hemos señalado en otra parte, una noche para celebrar por el mayor porcentaje de mujeres premiadas (pese a su llamativa ausencia en la categoría de Mejor Director).

Más historias que te pueden interesar: