Me sorprende mucho la ingenuidad de María del Monte para todo lo que ha trabajado en televisión

·4  min de lectura

El pasado jueves, la cantante María del Monte dio el pregón inaugural del Orgullo LGTBIQ+ de Sevilla, su ciudad natal. Y durante el transcurso del mismo, se reconoció a sí misma como lesbiana (sin usar esa palabra) y hasta invitó a su pareja, con la que lleva 23 años, a subir al escenario a bailar al acabar el discurso. Aunque ella asegura no haberse escondido nunca, aquello fue una salida del armario como la copa de un pino, por la puerta grande, pues María jamás había hablado de sus intereses amorosos en televisión. Lo que más me ha llamado la atención, como televidente, es que en las intervenciones que tuvo a lo largo del día siguiente, la andaluza parecía pecar de ingenua, como si no conociese bien el mundo de la televisión, al que lleva décadas vinculada.

Como era de esperar, el viernes no hubo programa de televisión en el que no se hablase de este pregón y de la presentación de su pareja, la periodista Inmaculada Casal, conocida en Canal Sur, por ejemplo, por haber presentado el programa de corazón Contraportada durante muchos años. En Sálvame, Terelu Campos llamó a María desde su propio móvil, y charló con ella por la repercusión de sus palabras. El teléfono fue pasando de mano en mano, y prácticamente todos los colaboradores pudieron hablar con la intérprete de ‘Cántame’ o ‘Salta la rana’.

SEVILLA, ESPAÑA - 16 DE MARZO: María del Monte presenta el espectáculo 'Cántame 30 anos' en el Teatro Maestranza el 16 de marzo de 2017 en Sevilla, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)
SEVILLA, ESPAÑA - 16 DE MARZO: María del Monte presenta el espectáculo 'Cántame 30 anos' en el Teatro Maestranza el 16 de marzo de 2017 en Sevilla, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)

Estoy sorprendida. Yo no he liado nada, la habéis liado ustedes, decía con humor la cantante de sevillanas, que parecía desbordada por el impacto que había tenido el pregón de marras. “Me extraña que sabiendo la trascendencia que tienes, te sorprenda la repercusión que tiene esto”, le decía entonces Carmen Borrego, colaboradora de Sálvame. “Estas son las cosas que te hacen ver quetodos tenemos la obligación de seguir dándole normalidad a esto. Cuando cosas como esta dejen de ser noticia, será normal. Hay que intentar que el respeto prime por encima de todo”, sentenciaba entonces la cantante, quien conoce perfectamente el mundo de la televisión, pues en Canal Sur ha sido presentadora de magacines y talents shows.

Por un lado, María juega con la ingenuidad, reconoce estar sorprendida. Y no entiendo por qué, pues a lo largo de su extensa carrera se le ha preguntado muchas veces por su situación sentimental, y ella echaba balones fuera, como si a nadie le pudiese importar este hecho. A Bertín Osborne, en Mi casa es la tuya, le dijo que estaba enamorada, pero no dijo de quién, celosa de su intimidad. Nadie se podía imaginar que llevaba siendo feliz con una mujer, con la que había formado una familia.

Sin embargo, sin quererlo, María ha dado una de cal y otra de arena. Tras decir que está sorprendida, admite que gracias a gestos como el suyo se consigue la normalidad en la visibilidad LGBTIQ+. Es decir, entiende que sí es importante el paso que ha dado ella, y detallaba cómo se emocionó al ver a madres con sus hijos, apoyándoles para que sus derechos sean defendidos. “Es lamentable que estos derechos tengan que ser defendidos, pero mientras haya que hacerlo, ahí estaré”, conocedora de que no todos los partidos políticos están a favor de la igualdad de derechos entre personas heterosexuales y bisexuales u homosexuales (sin olvidarnos, por supuesto, de las personas trans). “Te ves haciendo mayor y con más responsabilidades para que la gente se sienta libre. Si el mundo se moviera con amor giraría de otra manera”, añadía.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Esa misma noche, Viernes Deluxe también giró a raíz de esta salida del armario (aunque a María el término no le termine de agradar). Y se repitió la jugada, y volvieron a llamarla en directo desde un móvil que pasó por las manos de todos. Ahí volvió a hacerse la sorprendida, sobre todo, cuando reconoció que todos los periodistas y entrevistadores que han hablado con ella en los últimos años en televisión sabían perfectamente cuál era su vida, “y voy a seguir sin ponerle precio”. Del mismo modo, puso los puntos sobre las íes al presentador Jorge Javier Vázquez cuando bromeó sobre la posibilidad de hacer una versión de “‘Cántame’ lésbico”. “Escúchame con las dos orejas. Frivolizar con estas cosas no se deben hacer porque flaco favor se hace a la gente que lo está pasando mal”, advertía la sevillana, que ahí sí parecía entender que las personas que son visibles en la comunidad LGBTIQ+ pueden ser un fuerte salvavidas para aquellos que no pueden vivir su orientación (o identidad de género) y su vida amorosa en plena libertad, por represión, por miedo al qué dirán, a sentirse rechazados dentro de su propia familia o comunidad, entre tantas otras razones.

En cualquier caso, María sabe perfectamente cómo funciona el mundo de la tele y del corazón. Evidentemente, sus palabras iban a ser replicadas en todos los medios, y no puede decir que la prensa es la que la ha liado. Ella ha hecho un alegato maravilloso en pos del amor y de que cada cual ame a quien desee, y eso es lo que tenemos que celebrar. Ojalá, en el futuro, más personas con el cariño que se le tiene a María también hablen sin miedo, y las veamos en una alfombra roja de la mano de sus parejas, para que, como dice la del Monte, algún día este tipo de situaciones dejen de ser noticia.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.