Medicamento muy común para controlar el colesterol podría estar relacionado con la pérdida cognitiva

Es esencial que, en caso de padecer de colesterol alto, sea el médico quien indique el tratamiento adecuado a seguir. (Getty Creative)
Es esencial que, en caso de padecer de colesterol alto, sea el médico quien indique el tratamiento adecuado a seguir. (Getty Creative)

La ciencia recorre los mismos caminos con el fin de comprender el funcionamiento del organismo y su reacción ante distintos elementos. No es de extrañar, entonces, que se siga profundizando en tratamientos para condiciones tan comunes y peligrosas como el colesterol alto, por ejemplo. O que en la búsqueda de tratamientos eficientes para enfermedades como el Alzheimer se hagan descubrimientos relacionados con factores frecuentes en nuestros hábitos.

De esta manera, son hoy las estatinas, grupo de medicamento muy común para controlar el colesterol y los triglicéridos, las que están en el foco del ámbito médico porque parecen tener cierta relación con la pérdida cognitiva. Pero comencemos por comprender qué son y cómo funcionan estos medicamentos.

Como sabemos, y los cuidados de salud nos suelen advertir frecuentemente, el colesterol puede convertirse en un problema para el organismo si se acumula en las arterias. Y es que se trata de una sustancia grasa que se encuentra en la sangre y en las células del cuerpo, que si bien es necesaria para el funcionamiento corporal, los niveles altos de “colesterol malo” -colesterol LDL- pueden formar una placa que estrecha las arterias y dificulta el flujo sanguíneo, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Las estatinas, por otra parte, son un grupo de medicamentos recetados que se utilizan para bajar los niveles de colesterol en la sangre. Según se explica en Clínica Mayo, funcionan principalmente al inhibir la producción de colesterol en el hígado. Lo hacen bloqueando una sustancia que el cuerpo necesita para producir colesterol, con lo cual disminuyen los niveles de colesterol LDL en la sangre.

Además de reducir el colesterol LDL, las estatinas también pueden ayudar a reducir el riesgo para ciertos coágulos sanguíneos, promueven la producción del “colesterol bueno”, el colesterol HDL, ayuda a desinflamar las arterias, entre otros beneficios, pero se recetan específicamente a quienes tienen ciertas condiciones, por lo cual debe hacerlo el médico estrictamente.

Al ser un grupo de medicamentos muy recetado para controlar el colesterol y prevenir otras enfermedades, es revisado y examinado exhaustivamente para comprobar su funcionamiento, e incluso potenciarlo combinándolo con otras medicinas, y es por ello que también se analizan sus efectos secundarios y asociaciones con otras enfermedades.

Existe la hipótesis de que las estatinas podrían interferir con el metabolismo del colesterol en el cerebro, afectando la memoria y otros procesos. (Getty Creative)
Existe la hipótesis de que las estatinas podrían interferir con el metabolismo del colesterol en el cerebro, afectando la memoria y otros procesos. (Getty Creative)

En este sentido, no son pocas las investigaciones que las han asociado con el funcionamiento cognitivo. En un artículo del medio especializado The Healthy se analiza este punto de discusión. Si el colesterol es esencial para el funcionamiento del cerebro, la formación de membranas celulares y la producción de hormonas y vitaminas cerebrales, ¿podrían las estatinas dificultar estos procesos inhibiendo la producción de colesterol?.

Dado que algunas estatinas sí logran atravesar la barrera hematoencefálica, su impacto en estos procesos cerebrales amerita atención y estudio. Por un lado, las estatinas podrían proteger al cerebro mejorando el flujo sanguíneo, reduciendo la inflamación y disminuyendo el riesgo de accidente cerebrovascular, un factor de riesgo importante para el deterioro cognitivo, pero por otro lado existe la hipótesis de que las estatinas podrían interferir con el metabolismo del colesterol en el cerebro, afectando potencialmente la memoria y las funciones cognitivas.

Sin embargo, para el mismo artículo, el doctor Rajesh Shah, MD, cardiólogo intervencionista certificado y director del Programa de Ataque Cardíaco de AdventHealth, dijo que no existe aún un vínculo definitivo que permita hacer esta afirmación, e incluso hay otras investigaciones que han encontrado que, al contrario, las estatinas pueden ayudar a disminuir los efectos del Alzheimer y el deterioro cognitivo. En cualquier caso, el especialista señala que son muchas más las ventajas comprobadas de las estatinas que los riesgos, con lo cual es esencial seguir las recomendaciones médicas en cuanto a estos tratamientos.

Es my difícil lanzar conclusiones definitivas cuando son muchos los factores que influyen en estos diagnósticos, desde la edad, hasta la genética, pasando por las enfermedades o condiciones que cada persona pueda tener, y allí radica la importancia de que cuando nos comuniquemos con nuestro médico, tratemos de ser específicos en todos los síntomas y elementos que puedan ser importantes para cuidar nuestra salud.

Este artículo tiene como finalidad ofrecer información general y educativa sobre temas relacionados con la salud y el bienestar. Sin embargo, esta información no debe ser considerada como un reemplazo del consejo de su doctor ni debe ser utilizada para realizar tratamientos sin supervisión médica. Yahoo no se hace responsable de ningún diagnóstico hecho por un usuario basándose en este contenido. Si usted está preocupado por su salud, siempre consulte a su médico de cabecera u otro profesional calificado de la salud antes de tomar cualquier acción.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así se diferencia la acidez estomacal de una condición que padece al menos un 40 % de los adultos mexicanos

No deberías dejar que tu perro te lama la cara o la boca: un veterinario explica por qué

De esto se trata la terapia con pellets, que promete una forma más llevadera de lidiar con la menopausia