A medida que envejeces, recuerda estas tres palabras para mantenerte vibrante y saludable

·2  min de lectura

Este verano, mi esposo y yo cumplimos años. De modo que, naturalmente, enseguida pienso en envejecer de forma saludable. Atacamos las señales externas de la vejez con lociones, tintes y peinados. Sin embargo cuidar el interior del cuerpo es igual de importante. Hay que tener en cuenta tres cosas para que el bienestar dure.

1- CEREBRO

El cerebro se compone de un 70 por ciento de grasa. Para mantener el cerebro funcionando de forma excelente, hay que alimentarlo con su grasa favorita.

Estamos hablando de ácidos grasos omega 3 y, específicamente, de docosahexaenoic acid (DHA). Los ácidos grasos omega 3 DHA y EPA se han asociado con un riesgo reducido de mortalidad cardiovascular. Algunos estudios recientes han demostrado beneficios adicionales.

Fuentes naturales de DHA son pescados grasos como el arenque, la macarela, el, salmón, el atún y las anchoas. Las nueces, la linaza y el aceite de oliva contienen ácidos grasos que se convierten en DHA pero en pequeñas cantidades de lo que se encuentra en los aceites de pescado. Entre dos y tres porciones de ácido graso semanales equivalen a un promedio de 1,250 mg de EPA y DHA diario.

Si su ingesta es baja, entonces considere tomar un suplemento de aceite de pescado.

Aceite de pescado, omega3 y vitamin D (FOTO: Getty)
Aceite de pescado, omega3 y vitamin D (FOTO: Getty)

2- HUESOS

¿Quieres lucir y sentirte más joven? Mantén huesos fuertes y una buena postura.

Para ello, hace falta algo más que calcio. Los huesos necesitan vitamina D para absorber el calcio, el magnesio para una integridad estructural y la vitamina K para la formación de osteocalcina, un tipo de proteína que se encuentra en los huesos.

Productos lácteos y los vegetales contienen calcio y vitamina D. Vegetales como berza, espinaca y brócoli son un buen trío con vitamina K, calcio y magnesio. Semillas de calabaza, frijoles negros y quinoa son poderosos refuerzos de magnesio.

Productos con calcio (Foto: Getty)
Productos con calcio (Foto: Getty)

3- BARRIGA

La grasa abdominal o visceral es la grasa menos saludable que existe, ya que se acumula alrededor de órganos vitales.

La grasa visceral se vincula con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, colesterol alto, hígado graso, y problemas cardíacos. Con el paso de los años, comienza a aumentar.

Según investigaciones de Wake Forest Baptist Medical Center, por cada 10 gramos de aumento en fibras solubles, la grasa visceral se reduce en un 3.7 por ciento. Si se añade media hora de ejercicios cuatro veces a la semana, la grasa visceral disminuye en un siete por ciento. Las mejores fuentes de fibras solubles son la avena, cebada, semillas de linaza, frijoles y guisantes secos, cítricos, peras, bayas, boniato, y psyllium.

Puedes calcular tu ingesta de fibras solubles si visitas el portal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Claves para comer mejor y reducir los niveles de glucosa de tus alimentos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.