1 / 6

Meghan Markle asiste a la boda de Eugenia de York

Meghan Markle asiste a la boda real de Eugenia de York y lo hace con un look muy otoñal en tono azul marino navy.

Meghan Markle de Givenchy en la boda de Eugenia de York

Meghan Markle ha acudido a la boda real de Eugenia de York y Jack Brooksbanks celebrada donde ella se casó con Harry hace cinco meses, en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

La Duquesa de Sussex, Meghan Markle debe haber vivido hoy un día a flor de piel al entrar en la capilla de San Jorge de la mano del Príncipe Harry pero ya como marido y mujer.

Por primera vez desde que la pareja se casó hace cinco meses, vuelven a pisar la capilla del Castillo de Windsor donde hoy se han casado Eugenia de York y Jack Brooksbank.

A pesar del típico protocolo que conlleva una royal wedding, Meghan ha disfrutado de lo lindo como invitada y la hemos podido ver riendo ampliamente mientras conversaba con Harry, el Príncipe Guillermo y Kate Middleton que llevaba un look de Alexander McQueen.

Meghan Markle ha apostado por un sofisticado look en color azul marino navy y de corte midi.

La ex actriz reconvertida a duquesa ha elegido un distinguido diseño de Givenchy para la ocasión. Cabe destacar que fue la misma marca la que la vistió de esposa el día de su boda con Harry hace pocos meses.

La esposa de Harry ha llegado al enlace real con un elegante outfit otoñal de cuello camisa, estilo chaquetón y de botones negros desde el escote hasta los bajos. Meghan sólo llevaba abrochados los dos primeros botones dando paso a la apertura central de su falda de Givenchy.

Como indicaba el protocolo de la boda, la Duquesa de Sussex ha llevado un mini clutch de mano en tono azul marino y con detalles de fieltro granate.

Además, como Kate, ha lucido un tocado lateral con detalle de plumas aladas en tono navy diseñado por Noel Stewart especialmente para este look.

En cuanto a sus joyas, Markle ha lucido distintos anillos de oro así como una pulsera de oro blanco. Sus pendientes eran pequeños y redondos también en tono dorado, muy discretos para el recogido de moño bajo con flequillo a un lado que llevaba.

Haciendo gala de su espectacular belleza natural, la artista ahora royalty ha potenciado sus pómulos con colorete marrón rojizo y ha dejado sus labios muy naturales gracias a un carmín mate en tono nude.

¿Qué te parece su look de boda? ¿Demasiado sobria para un evento tan elegante o iba estupenda?