Meryl Streep y el vídeo que demuestra su mejor truco como actriz

·4  min de lectura

Meryl Streep nunca ha dejado de sorprendernos con sus interpretaciones. Con tres Óscar a sus espaldas, más de 20 nominaciones y una filmografía inmensa en cine, series y teatro, es innegable estar ante una de las mayores estrellas que nos ha dado Hollywood con un talento interpretativo desbordante. Pero, aunque sus dotes ante las cámaras sean innegables, Streep se guarda algunos trucos bajo la manga que siempre nos hacen percibir sus personajes como prodigiosos. Y por raro que pueda sonar, uno de estos artificios tiene que ver con su uso de las gafas en pantalla.

Meryl Streep en la premiere de 'No mires arriba' de Netflix en diciembre de 2021 en Nueva York (Foto: Michael Ostuni/Patrick McMullan via Getty Images)
Meryl Streep en la premiere de 'No mires arriba' de Netflix en diciembre de 2021 en Nueva York (Foto: Michael Ostuni/Patrick McMullan via Getty Images)

Aunque de primeras pueda pasar desapercibido, Meryl Streep habitúa a llevar anteojos en la mayoría de sus películas. Por ejemplo, si observamos los últimos títulos de su trayectoria, como bien puede ser el caso de No mires arriba de Netflix, Déjales hablar de Steven Soderbergh, Los archivos del Pentágono de Steven Spielberg o series como Big Little Lies, prácticamente en la mayoría de ellos usa gafas. Pero no solo las utiliza a un nivel estético, puesto que, observando detenidamente sus gestos, se puede ver cómo se las ingenia para usar este utensilio como una parte importante de su interpretación.

Por raro que parezca, hay muchos rasgos dramáticos de sus personajes que construye en base a quitarse las gafas en ciertas escenas, consiguiendo así un cambio más rotundo en su rostro con el que logra un mayor impacto a ojos del espectador. Pero no solo eso, porque un gesto tan trivial como este suele traer implícito señales de seriedad, abatimiento, desgaste e incluso potencia, lo que es perfecto para generar drama e intensidad en pantalla. Y no estamos exagerando nada, porque, echando un vistazo por la red, se puede ver que recientemente han salido artículos y vídeos virales analizando esta tendencia en las interpretaciones de Streep.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Puede ser el caso de The New York Times, que el pasado mes de julio publicó un texto desmenuzando detenidamente el uso de gafas de la actriz en muchos de sus títulos. Por ejemplo, señalan cómo en El diablo viste de Prada, donde daba vida a la exigente editora de moda Miranda Priestly, no hay apenas una escena en la que no entre al juego del uso de gafas. Y es que, si recordamos aquella mítica comedia de 2006 coprotagonizada por Anne Hateway, era habitual verla acariciar o bajarse sus anteojos en cada una de sus miradas a cámara, lo que ayudaba a construir la energía tan apasionada y fría que desprendía el personaje.

No obstante, en este caso tenía excusa, puesto que su personaje se basa en Anna Wintour, editora jefa de Vogue que acostumbra a usar gafas de sol en sus apariciones públicas. Pero ya hemos visto que este utensilio no responde tanto a razones de caracterización, y por si alguien duda, un vídeo creado por la usuaria de Twitter Mary Elizabeth Kelly (@mare_kell) en respuesta al artículo de The New York Times lo demuestra.

En él, esta chica hace una prueba de cómo el gesto de quitarse los anteojos es clave en el impacto de las interpretaciones de la actriz, imitando varios de sus personajes más míticos y haciendo hincapié en el quitarse, bajarse o tocar este utensilio. Y el efecto, además de dejar al descubierto el truco de Streep, es de lo más divertido que se puede ver estos días por la red, sobre todo por ver la imitación tan divertida que consigue obtener.

En concreto, hace una reproducción de sus papeles en la comedia No es tan fácil, el drama Los archivos del Pentágono, su oscarizado rol en La dama de hierro, la mencionada El diablo viste de Prada, la aclamada Las horas, la sátira de No mires arriba y su trabajo en televisión en Big Little Lies. Y su interpretación es tan verídica que hasta merecería su propio Óscar, dejándonos claro que las gafas de Streep también deberían de disponer de su propio premio de la Academia de Hollywood.

Más historias que te pueden interesar: