Mia Farrow responde a los rumores sobre la muerte de tres de sus catorce hijos

·2  min de lectura


La emisión del documental de HBO 'Allen v. Farrow', que documenta la batalla legal de Mia Farrow contra su exmarido Woody Allen por los supuestos abusos que su hija adoptiva Dylan habría sufrido a manos del director de cine cuando tenía tan solo cinco años, ha vuelto a colocar el foco de la atención mediática sobre la familia de la actriz.

Esta semana ha salido a la luz una antigua fotografía que ella misma compartió en Twitter en 2016 de la que supuestamente se había eliminado de forma digital a una de sus catorce retoños, Tam, a quien adoptó en Vietman y que originalmente también aparecía en la imagen junto a sus hermanos Dylan y Ronan mientras estos dos saludaban a Hillary Clinton.

La versión oficial es que Tam, que padecía una grave discapacidad, falleció a consecuencia de una sobredosis accidental porque padecía problemas cardíacos, pero Moses, otro de los hijos adoptivos de Mia, afirmó en 2018 que su hermana se había suicidado tras una pelea con su famosa madre porque padecía depresión desde hacía mucho tiempo y no se le había proporcionado la ayuda profesional que necesitaba.

La intérprete ha compartido ahora un comunicado en Twitter para "responder a los rumores malintencionados y basados en falsedades" que han circulado estos días sobre la muerte de tres de sus hijos, la mencionada Tam, y Lark y Thaddeus, y honrar además su memoria.

"Pocas familias son perfectas, y cualquier padre que haya sufrido la pérdida de un hijo sabe que el dolor es despiadado y no acaba nunca", arranca el mensaje de Mia, que ha insistido en que Tam perdió la vida a los 17 años en un trágico accidente tras tomar demasiadas pastillas para aliviar unas fuertes migrañas. Lo que no ha querido mencionar ha sido su supuesta 'desaparición' de la instantánea mencionada anteriormente en la que sí se puede ver a sus hermanos.

En lo que respecta a Lark y Thaddeus, su madre ha aclarado que la primera -a quien define como una hija, una hermana y una compañera maravillosa- murió a causa de complicaciones relacionadas con el VIH a la edad de 35 años y que el segundo se suicidó a los 29 después del final de una relación sentimental.

"Ambas fueron tragedias indescriptibles. Cualquier especulación acerca de sus muertes supone una falta de respeto a sus vidas y a las de sus hijos y seres queridos", ha concluido Mia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.