Miami Dade College ya no gestionará el Tower Theater de La Pequeña Habana, según la Ciudad de Miami

Cristian Lazzari

Durante 20 años, el Miami-Dade College operó el icónico Tower Theater en La Pequeña Habana, presentando cine de autor y apoyando a los cineastas locales en el histórico lugar. Ahora la comunidad teatral y artística de Miami se está uniendo al MDC tras enterarse de que la universidad no gestionará el teatro el año Próximo. Lo hará la Ciudad de Miami.

El Departamento de Gestión de Bienes Raíces y Activos de la ciudad notificó al MDC el 19 de septiembre que pondrá fin a su contrato con la universidad el 2 de enero de 2023, según una notificación por escrito de Jacqueline Lorenzo, directora interina del departamento.

La ciudad no explicó la razón de la terminación en la carta al MDC ni en su declaración al Herald. La decisión de la ciudad fue reportada por primera vez por el Miami New Times.

“Le agradecemos sus servicios en la gestión de la propiedad durante los últimos años”, escribió Lorenzo en la notificación.

Lorenzo añadió que la ciudad coordinará con el MDC para operar los eventos y la programación que ya estaba lista después que termine el contrato. Un portavoz de la ciudad dijo al Herald que esta “tomará el control de la gestión y el funcionamiento del Tower [Theater] en el futuro previsible”.

Un portavoz del MDC dijo al Herald que la universidad tenía un contrato de arrendamiento de cinco años de la propiedad desde 2016 con una opción para renovar por cinco años más.

La universidad esperaba que el proceso de renovación se desarrollara sin problemas, pero 20 meses de comunicaciones se vinieron abajo. El portavoz dijo que la ciudad tardó en responder a los intentos de comunicación de la universidad, incluso después que la universidad proporcionó documentos que la ciudad solicitó. A veces el MDC pasaba meses sin recibir respuesta, dijo el portavoz.

“Nos gustaría conseguir un nuevo contrato de arrendamiento, pero en este momento no está en nuestras manos”, dijo el portavoz.

Aunque no está claro el motivo por el que la ciudad rescindió el contrato, los funcionarios municipales actuaron para apartar al MDC del timón del teatro. El comisionado Joe Carollo patrocinó recientemente una medida para expulsar al MDC y sustituirlo por la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos, Brigada 2506, para “operar mejor” la propiedad. El grupo de veteranos no estaba interesado en el teatro y la Comisión de la ciudad retiró posteriormente esa resolución, según el Miami New Times.

El Tower Theater, situado en 1508 SW 8 Street, se considera un “hito cultural”. El local es profundamente significativo tanto para la comunidad cinematográfica de Miami como para la población cubanoamericana.

Cuando se inauguró en 1926, era el “mejor teatro de vanguardia del sur”, según el sitio web del teatro. A principios de los años 60, las películas del Tower Theater entretenían a los refugiados cubanos y los introducían en la cultura estadounidense. El teatro comenzó a proyectar películas en inglés con subtítulos en español y más tarde incluyó también películas en español.

El teatro cerró en 1984, pero se revitalizó en 2002 cuando la ciudad de Miami autorizó al MDC a reabrir el local. Posteriormente, el teatro se convirtió en sede del Festival de Cine de Miami y otros programas que apoyan el cine independiente y latinoamericano.

El teatro acogerá el GEMS Film Festival el 3 de noviembre, aunque el MDC está buscando ahora lugares alternativos para acoger la 40 edición del Festival de Cine de Miami.

“Independientemente de que la ciudad decida hacer algo más con su edificio, eso no va a cambiar nuestra misión principal de proporcionar programación cultural y acceso a todos en nuestra comunidad”, dijo el portavoz.

Dada la importancia histórica y cultural del teatro, el cineasta local Chris Molina se sorprendió al ver que la ciudad cortaba los lazos con la universidad.

El teatro tiene un significado personal para Molina, dijo. No solo ha trabajado con el Festival de Cine de Miami durante años, sino que el lugar fue donde estrenó sus cortometrajes. Tras conocer los planes de la ciudad ayer, Molina hizo una petición en change.org para enviar un mensaje a los funcionarios del gobierno local. Dijo que le preocupa lo que pueda pasar con la programación diversa e inclusiva del MDC en el teatro si el lugar cae en manos de lo que él llama un gobierno municipal corrupto.

“Darles el poder de controlar los medios que consumimos es bastante alarmante”, dijo.

Molina revisó la petición a primera hora de la mañana y ha estado viendo cómo el número de firmas se acerca a su objetivo de 2,500. Vecinos y cineastas preocupados acudieron a la sección de comentarios de la petición para insistir en la necesidad de preservar el Tower Theater como institución cultural.

Una persona comentó: “Crecí en La Pequeña Habana y esta es una de las pocas joyas históricas y asequibles que nos quedan”. Otro comentó: “Soy estudiante de cine y una de las metas que tenía era que mi película se proyectara en el teatro”.

Por ahora, Molina mantiene la esperanza de que el MDC conserve el Tower Theater.

“Esta es una oportunidad para ampliarse y convertirse en una parte más grande y arraigada de la comunidad para que algo como esto no vuelva a suceder”, dijo. “Para que se convierta en una parte tan grande de la comunidad que nunca tenga la oportunidad de verse amenazada”.

Este artículo fue producido con el apoyo financiero de The Pérez Family Foundation, en asociación con Journalism Funding Partners, como parte de un programa de becas de periodismo independiente. El Miami Herald mantiene el pleno control editorial de este trabajo.