Michael Douglas arruinó su primera cita con Catherine Zeta-Jones

·2  min de lectura


Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones han celebrado este miércoles su vigésimo aniversario de casados, pero según ha confesado ahora el actor, su historia de amor estuvo a punto de acabar antes de que empezara por culpa de su bravuconería.
La primera ocasión en que la estrella de Hollywood vio a su actual esposa y madre de sus dos hijos menores fue en la gran pantalla, durante una proyección privada en casa de un amigo de la película 'El Zorro', que ella protagonizaba con Antonio Banderas. Por casualidades del destino, ambos coincidieron al mes siguiente en el Festival de Cine de Deauville y Michael decidió que trataría de ponerse en contacto con la joven actriz a través de sus representantes.
"Me dijeron que la señorita Zeta-Jones estaría allí solo una noche porque estaba rodando una película con Sean Connery, pero que le encantaría verme", ha recordado el intérprete en un audio que ha compartido en su Instagram.
Su primera 'cita', en la que también estuvieron presentes Banderas y su entonces esposa Melanie Griffith, fue tan bien que Catherine decidió invitarle a cenar esa misma noche con el resto de sus acompañantes y, tras ese segundo encuentro, acordaron reunirse de nuevo unas horas más tarde para despedir la velada después de que ella cumpliera con los compromisos que aún tenía pendientes.
Michael se dio cuenta de que iba a tener mucha 'competencia' cuando Catherine entró en el bar como si se tratara de un "espejismo" y quizá esa fue la razón por la que él decidió sacar la artillería pesada para tratar de conquistarla lo antes posible, utilizando una frase que le había dado muy buenos resultados en el pasado.
“Nos sentamos y nos tomamos una última copa. Probablemente fue un grave error, pero la miré y le dije: ‘Solo quiero que sepas que voy a ser el padre de tus hijos’. Ella me aguantó la mirada y me respondió: ‘Me habían contado muchas cosas sobre ti, y supongo que eran todas ciertas. Buenas noches’. Y entonces se levantó y se marchó”, ha desvelado Michael.
Aunque él estaba convencido de que había arruinado su única oportunidad con Catherine, por suerte volvieron a ponerse en contacto eventualmente “y el resto es historia”, tal y como ha afirmado para cerrar la historia de cómo conoció al gran amor de su vida.