Michael Haneke cree que el movimiento #MeToo lleva a "puritanismo de odio contra el hombre"

El ganador de un Oscar y dos Palmas de Oro considera que el movimiento es una "repugnante histeria de prejuicio".

El cineasta austriaco Michael Haneke (Funny Games, Caché) se ha sumado al puñado de voces internacionales que expresan sus dudas sobre el movimiento #MeToo, señalándolo como un retorno al “puritanismo.

En una entrevista con el diario austriaco Kurier el pasado viernes, el ganador de dos Palmas de Oro por La cinta blanca (2009) y Amor (2012) y del Oscar a Mejor Película Extranjera por esta última, respondía a la pregunta sobre un posible repunte de los tabúes en la estela del debate #MeToo. Y aunque aseguró que “por supuesto” considera que “cualquier forma de violación o coerción” merece ser castigada, también se refirió a dicho movimiento como una “histeria de prejuicio” y añadió que lo encuentra “repugnante”.


No quiero saber cuántas de estas acusaciones relacionadas con incidentes de hace 20 o 30 años son fundamentalmente afirmaciones que tienen poco que ver con agresiones sexuales”, aseguró.


Este nuevo puritanismo de odio contra el hombre que emerge a partir del movimiento #MeToo me preocupa”, dijo para referirse a la “malignidad” que suele surgir en Internet y que hace que sea “mucho más difícil lidiar con este tema tan importante”.


Haneke lamentó que los “actores bajo sospecha” sean eliminados de películas y series “para que no desciendan las cifras de espectadores”. Citó la película de Nagisa Oshima El imperio de los sentidos como una cinta que sería imposible de hacer en el clima actual de “obediencia anticipadora a este terror”,  a pesar de ser “una de las más profundas películas sobre el tema de la sexualidad”.


¿En qué época vivimos? ¿En una nueva Edad Media?”, se preguntaba. “De nuevo, esto no tiene nada que ver con el hecho de que cada agresión sexual –contra mujeres y contra hombres– deba ser condenada y castigada, pero la caza de brujas debería permanecer en la Edad Media”.


Puedo imaginar lo que se leerá en la red después de esta entrevista”, concluía. “Haneke, el cerdo machista”.


Para seguir leyendo:
Quentin Tarantino se disculpa de nuevo, esta vez por defender a Polanski de violación
Salma Hayek afirma que Harvey Weinstein la amenazó con "quebrarle las rodillas"

Imágenes: CC