Por qué Michael Keaton no hizo 'Batman Forever' a pesar de un salario de $15 millones

·3  min de lectura

Mucho antes de la llegada del Universo Cinematográfico DC y de la exitosa trilogía de El caballero oscuro de Christopher Nolan, Tim Burton elevó a Batman al olimpo cinematográfico con su exitosa adaptación de 1989, con Michael Keaton a la cabeza como Bruce Wayne. La película no solo potenció la fiebre por el cine de superhéroes que venía expandiéndose desde títulos como el Superman de Richard Donner, sino que llevó a Warner Bros a dar carta blanca al director de Bitelchus para que inmediatamente se pusiera a trabajar en una secuela. Sin embargo, esto derivó en un blockbuster oscuro, adulto y personal que supuso un dolor de cabeza a la productora de cara a vender el título a todos los públicos y conseguir patrocinios con marcas.

Aunque Batman Vuelve fuera otro éxito en taquilla en 1992, los beneficios fueron mucho menores que los de la película estrenada en 1989, lo que llevó a Warner a tomar una drástica decisión: Batman seguiría adelante sin Tim Burton a los mandos. Joel Schumacher, director que por aquellos años destacaba con cintas como Línea mortal o El cliente, fue el elegido para dirigir la tercera entrega del hombre murciélago, sin embargo, este fichaje derivó a un contratiempo para la franquicia: Michael Keaton no quiso seguir interpretando a Batman por diferencias creativas con Schumacher.

Michael Keaton bajo la máscara de Batman en la película dirigida por Tim Burton en 1989. (Foto: Sunset Boulevard / Corbis via Getty Images)
Michael Keaton bajo la máscara de Batman en la película dirigida por Tim Burton en 1989. (Foto: Sunset Boulevard / Corbis via Getty Images)

Como bien recordarán todos los que vieron Batman Forever, la oscura y gótica Gotham City pasó a ser una colorida y vivaz ciudad, Keaton fue sustituido por Val Kilmer y la cinta se alejó por completo del tono de Tim Burton. El actor de Birdman o Spotlight ya ha explicado en varias ocasiones que fueron sus discrepancias con esta nueva versión del superhéroe las que le llevaron a rechazar seguir en la franquicia, incluso ante la suculenta oferta de 15 millones de dólares que Warner llegó a ofrecerle para volver a ponerse el traje de Batman. No obstante, en una intervención reciente en el podcast Backstage ha entrado en más detalles respecto a su disentimiento con la visión de Schumacher del superhéroe.

“Siempre fue Bruce Wayne. Nunca fue Batman”, comienza explicando Keaton “Ya sé que el nombre de la película es Batman, y es algo muy conocido, guay y cultural debido a Tim Burton, artísticamente icónico, pero supe desde el principio que la clave era Bruce Wayne”, continúa “Ese era el secreto. Nunca hablé de ello. Todo el mundo decía: ‘Batman, Batman, Batman hace esto’, y yo pensaba: ‘Estáis equivocados’. Es Bruce Wayne. ¿Qué tipo de persona hace eso? ¿Quién se convierte en eso?”.

Por esta razón, Keaton detalla que cuando se reunió con Schumacher para hablar de Batman Forever decidió dejar atrás el personaje ante la huida del tono oscuro y triste, rasgos que considera clave en la construcción de Bruce Wayne y el desarrollo de Batman y que eran contradichos por el tono que el director pretendía instaurar en la franquicia. Sin embargo, pese a su divergencia con Schumacher, no tiene malas palabras hacia el ya fallecido director, a quien consideró una persona agradable.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

“Y entonces, cuando me reuní con el director que iba a hacer la tercera, dije: ‘No puedo hacerla' Y esa fue una de las razones. Pero ya sabes, [Schumacher] era un hombre bastante agradable, murió, así que no hablaría mal de él aunque estuviera vivo. En un momento dado, después de más de un par de reuniones, seguí intentando racionalizar el hacerlo con la esperanza de convencerle de que dijera que no queríamos ir en esta dirección y que deberíamos ir en esta otra. Pero no iba a ceder”, detalla Keaton acerca de sus dudas sobre su continuidad en Batman. “Recuerdo que una de las cosas que me hicieron marcharme fue decirle: ‘Oh, vaya, no puedo hacer esto’. Entonces me dijo: ‘No entiendo por qué todo tiene que ser tan oscuro y todo tan triste’, y yo le contesté: ‘Espera un momento, ¿sabes cómo llegó este tipo a ser Batman? Has leído… Quiero decir, es bastante simple'”, matizaba el actor.

Batman Forever fue un éxito de taquilla y recaudó 336,5 millones de dólares en todo el mundo, una cifra que superó con creces los 266,8 de la oscura y personal Batman Vuelve. Sin embargo, fue destrozada por la crítica y el público no quedó muy convencido, lo que se notó cuando Schumacher volvió a ponerse a los mandos en Batman & Robin y la recaudación en taquilla bajó a los 238,2 millones, casi la mitad de los 411,5 que el primer Batman logró en 1989.

Ante la pérdida de reputación de las adaptaciones cinematográficas del personaje Warner decidió dejar descansar al hombre murciélago hasta 2005, cuando Christopher Nolan volvió a revivirlo por todo lo alto con el inicio de su aclamada trilogía de El caballero oscuro. El adiós de Keaton a Batman tampoco fue definitivo, puesto que volveremos a verle interpretar a Bruce Wayne este 2022 en The Flash, la película del Universo DC que al igual que Spider-Man: No Way Home se adentrará en el multiverso reuniendo a superhéroes de diferentes líneas temporales.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.