Michael Sheen asegura haber visto un ovni en su Gales natal

Michael Sheen

Además de hablar largo y tendido de sus últimos proyectos profesionales, sobre todo de la serie 'Good Omens' que coprotagoniza con su buen amigo David Tennant, el actor Michael Sheen ha aprovechado su paso por el nuevo podcast del cómico Richard Herring, el cual se graba semanalmente en el gran teatro de Leicester Square (Londres), para explicar por qué cree que su localidad natal de Port Talbot, en Gales, se ha convertido en un lugar de paso para toda clase de 'vehículos' extraterrestres.

"Me da a mí que la ciudad de donde vengo, Port Talbot, debe de estar en alguna clase de mapa para los alienígenas. Tiene que ser como un lugar de paso o de repostaje para los ovnis, como si fuera una gasolinera o bar de carretera", ha asegurado, aparentemente en broma, el intérprete de 50 años antes de ponerse completamente serio y desvelar sus propias experiencias al respecto.

"Una vez, cuando era pequeño y volvía a casa del colegio, me bajé del autobús escolar y empecé a caminar los pocos metros que me separaban de casa. Justo cuando estaba a punto de doblar la esquina, me fijé en que había una formación muy extraña de luces en lo alto de la montaña. No entendía nada de lo que estaba viendo y traté de convencerme de que se trataba de algún tipo de reflejo", ha aseverado en su distendida conversación.

Otra de las razones con las que ha intentado darle consistencia a su curiosa teoría reside, básicamente, en el hecho de que su inexplicable vivencia no constituye ni mucho menos el único testimonio procedente de su localidad que está directamente ligado a la existencia de seres inteligentes más allá de las fronteras de nuestro planeta.

"La señora que vive justo al lado de mi casa, una mujer muy respetable que jamás se inventaría ese tipo de cosas, nos dijo que estaba en la cocina una mañana y que vio perfectamente desde la ventana como un platillo volante sobrevolaba su jardín trasero y después desaparecía a toda velocidad. Puede sonar estúpido, pero no es la única persona que ha tenido ese tipo de encuentros en Port Talbot", ha aseverado.