Mick Jagger debe tener siempre un cardiólogo a pocos metros

El líder de los Rolling Stones necesita que un cardiólogo esté a pocos metros de él cuando está sobre el escenario por si su corazón fallase. El cantante se ha recuperado espectacularmente de su operación el pasado mes de abril y ya está de gira.

ORO STATION, ONTARIO - JUNE 29: (L-R) Ronnie Wood, Charlie Watts, Mick Jagger, and Keith Richards perform onstage as The Rolling Stones perform for the North American run of their 'NO FILTER' Tour at Burl's Creek Event Grounds on June 29, 2019 in Oro Station, Canada. (Photo by George Pimentel/Getty Images)

Desde luego lo de Mick Jagger es de otro planeta. A sus 75 años ha demostrado con creces que es un rockero en cuerpo y alma. El pasado mes de abril fue operado del corazón preocupando mucho a sus fans por su estado de salud.

Su mítica banda tuvo que cancelar algunos conciertos en Estados Unidos y en Canadá hasta que Mick se hubiese operado y esperando a ver cómo iba el post operatorio. Pues bien, ¿cómo ha ido? ¡De fábula!

Mick vuelve a dar caña sobre el escenario dándolo todo a su entregado público. El artista tiene un concepto del espectáculo que sobre pasa todos los límites cardíacos permitidos y, por si las moscas, un cardiólogo siempre le acompaña y le observa bien de cerca.

La gran estrella del rock tiene, según recoge un informador del Daily Mail un cardiólogo a pocos metros mientras él está sobre el escenario brincando, gritando, viviéndolo y dándolo todo. Según la citada fuente “Siempre hay un médico de gira con la banda y eso es un requisito inamovible de cualquier gira importante, especialmente teniendo en cuenta las edades de los integrantes de la banda. Pero ahora como Mick se ha sometido a la cirugía de corazón, también hay un cardiólogo especializado allí solo para él. De hecho, es un requisito que exige la compañía de seguros en caso de que algo le ocurra.”


Así, cada vez que los Rolling Stones están actuando, un profesional médico del corazón está entre bambalinas, tras el telón, por si Mick Jagger necesitara una asistencia urgente. A pesar de la buena aceptación y rápida recuperación de Mick tras sustituirle una válvula cardiaca hace tan solo tres meses, es una buena medida para evitar sustos y es que el sobre esfuerzo que supone un concierto y, sobre todo, un tour como el de los Stones, merece activas las alertas.

Además del cardiólogo siempre al lado de Jagger, el cantante toma muchas vitaminas a diario y una dieta baja en sodio a raíz de su operación aunque desde siempre, él ha querido mantener una dieta limpia. Además, entrena dos horas diarias con su entrenador personal que le mantiene en forma con pesas libres, boxeo, pilates y máquinas de cardio.

¿Qué más se puede pedir a los 75 que una salud, resistencia y vitalidad como las de Mick Jagger? ¿Ves necesario que haya un cardiólogo a pocos metros o es una medida exagerada? ¿Debería el líder de los Rolling Stones colgar el micro y bajar el ritmo?