Mielitis, el 'cosquilleo' que hizo sospechar a María Pombo de que podría sufrir esclerosis múltiple

La influencer, que padece una inflamación de la médula espinal (mielitis transversa aguda), reconoce que se está adelantando al diagnóstico definitivo "para mentalizarse" y asegura que cuando conozca los resultados lo compartirá con sus seguidores en Instagram

María Pombo ha anunciado que tiene mielitis, una inflamación en la médula que suele presentarse en pacientes que padecen esclerosis múltiple, la enfermedad que padece su madre. (Imagen: María Pombo redes)

Aunque sabe que la esclerosis múltiple (EM) no es una enfermedad hereditaria, la influencer María Pombo (24 años) decidió acudir al médico para averiguar cuál era la causa de sus extraños hormigueos y salir así de dudas. Nada más tener el primer diagnóstico, mielitis, no tardó en dar un paso al frente y confesar públicamente la difícil situación que atraviesa.

La instagramer, con más de 1,2 millones de seguidores, lo contaba así en sus redes: "He estado estas semanas yendo al hospital porque estos últimos 20 días he estado sintiendo unos hormigueos bastante extraños en el cuerpo. Como muchos sabéis, mi madre tiene esclerosis múltiple y en mi familia estamos muy atentos a este tipo de síntomas porque aunque no es una enfermedad hereditaria sí va en los genes y tengo más probabilidades de tenerla yo que una persona que no tiene antecedentes".

Para determinar si padece o no la misma enfermedad autoinmune que su madre se sometió a diversas pruebas, entre ellas una resonancia cerebral, otra medular, una punción lumbar, analíticas... Los resultados indicaron que padece mielitis (inflamación de médula), “que podría dar lugar en un futuro a la esclerosis”, explica la ex-bloguera y modelo.

Alteraciones sensoriales

Habitualmente, las personas con mielitis informan de hormigueo, adormecimiento, sensación de frío o ardor. Hasta un 80 por ciento de estos pacientes sufren una sensibilidad exagerada al contacto.

“En la resonancia se vio que tenía mielitis, que para el que no lo sepa es inflamación de médula y las esclerosis múltiples suelen empezar por esas mielitis", aclaraba la influencer.

La mielitis transversa es un trastorno neurológico causado por inflamación en ambos lados de un nivel, o segmento de la médula espinal.  El término mielitis se refiere a inflamación de la médula espinal; transversa describe la posición de la inflamación, a través del ancho de la médula espinal. 

El segmento de la médula en el cual se produce el daño es lo que determina qué partes del cuerpo se verán afectadas y cuáles serán los síntomas que se presentarán en cada caso. La distribución de dichos síntomas puede ser simétrica o asimétrica, afectar a las extremidades superiores, inferiores o ambas.

Una reacción en cadena

Los ataques de inflamación pueden dañar o destruir la mielina, la sustancia grasa aislante que cubre las fibras celulares nerviosas. Este daño causa cicatrices en el sistema nervioso que interrumpen las comunicaciones entre los nervios de la médula espinal y el resto del cuerpo. 

Esto quiere decir que, cuando la mielina queda dañada, ya no pueden transmitirse mensajes con claridad desde el cerebro y la columna vertebral a otras partes del cuerpo.

A consecuencia de ello, aparecen síntomas como, por ejemplo, un cansancio extremo, pérdida de concentración y de memoria, aturdimiento, sensibilidad al calor y al frío, dificultad para caminar y mantener el equilibrio, espasmos, mareos y bajo estado de ánimo.

Los síntomas de mielitis transversa incluyen una pérdida de función de la médula espinal durante varias horas a varias semanas. 

Lo que generalmente comienza como el inicio súbito de dolor en la zona lumbar, debilidad muscular, o sensaciones anormales en los dedos de los pies y los pies puede progresar rápidamente a síntomas más graves, que incluyen parálisis, retención urinaria y pérdida del control intestinal.  

Otras señales:

  • Espasmos musculares

  • Sensación general de malestar

  • Cefalea

  • Fiebre

  • Pérdida de apetito

  • Problemas respiratorios

  • Disfunción sexual

  • Depresión y ansiedad

  • Dolor crónico

La debilidad en brazos y piernas, los problemas de coordinación y fuerza en las manos, el dolor (de espalda) punzante y súbito que se irradia hacia las piernas, brazos o torso o la disfunción intestinal o urinaria son otros síntomas asociados.

Los síntomas pueden presentarse de forma súbita (en un periodo de solo unas horas) o bien ir apareciendo en un periodo algo más largo, de días o semanas.

¿Qué causa la mielitis transversa?

El paciente puede experimentar uno solo de estos síntomas, o una combinación de los mismos. En algunos casos, la mielitis transversa representa la primera manifestación de una enfermedad autoinmune o mediada por el sistema inmunológico, como la esclerosis múltiple. De hecho, diversos estudios han probado que un alto porcentaje de pacientes con un primer brote de mielitis serán diagnosticados de EM.

Aunque también es importante señalar que la mielitis transversa puede ser debida a infecciones virales, malformaciones de los vasos sanguíneos o problemas inflamatorios en los nervios no relacionados con la EM.

Estrecha relación con los virus

Los agentes infecciosos sospechosos de causar mielitis transversa incluyen la varicela zoster (el virus que causa la varicela y el herpes zoster), herpes simplex, citomegalovirus, Epstein-Barr, gripe, ecovirus, virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hepatitis A y rubéola.  Las infecciones bacterianas de la piel, las infecciones del oído medio (otitis media), y la neumonía bacteriana también han sido asociadas con la afección. 

También puede producirse como una complicación de sífilis, sarampión, enfermedad de Lyme, y algunas vacunaciones, incluyendo aquellas contra la varicela, tos convulsa y rabia. Los casos en los cuales no se ha identificado una causa se denominan idiopáticos

Incurable y con graves secuelas

Se calcula que en España hay unas 55.000 personas afectadas por la EM. Esta es una patología crónica, sin cura y con origen aún desconocido. Una gran mayoría de los pacientes son mujeres, en torno al 75 por ciento. Actualmente, es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente en adultos de entre 20 y 40 años. De hecho, según la Sociedad Española de Neurología, en los últimos 20 años el número de pacientes se ha multiplicado por 2,5.

Es mucho lo que desconocemos aún sobre las causas, pero las investigaciones realizadas hasta el momento indican que tanto nuestros genes como nuestro entorno desempeñan un papel en la propensión a sufrir EM.

Aunque hay pacientes que se recuperan de la mielitis transversa con consecuencias residuales o de muy poca importancia, el proceso puede durar entre meses y años. Otros experimentarán dificultades de forma crónica y, si la enfermedad avanza y se convierte en EM, tendrán secuelas tan graves como las de un accidente de tráfico. Dado que no existe un tratamiento curativo, el objetivo de la terapia es evitar o minimizar los daños neurológicos.

Más historias que pueden interesarte: 

Herpes zóster, así es la enfermedad que ha sufrido Mila ('Sálvame') durante el confinamiento

La enfermedad que deja secuelas como las de un accidente de tráfico

Mujer joven, cansada y con problemas de vista: esta es la enfermedad neurológica que te ronda

‘Cleo’, la primera app móvil en España para pacientes de esclerosis múltiple

Las zapatillas que te hacen sentir la esclerosis, ¿y si te pasa a ti?