Miguel Poveda hace vibrar al público de Los Ángeles con una oda a la libertad

Los Ángeles (EE. UU.), 14 abr (EFE).- El cantaor español Miguel Poveda cautivó al público que se dio cita en el teatro Wilshire Ebell de Los Ángeles (Estados Unidos) este miércoles por la noche con un espectáculo flamenco impregnado de letras y mensajes en defensa de la libertad.

"Quería hacer lo contrario de lo que vimos en la pandemia con cierto sector de la política, que se dedicó a polarizarnos; he tratado de tender puentes y cantar a la libertad", contaba Poveda en una entrevista con Efe antes del concierto.

Este evento cerró la gira que ha realizado durante las primeras semanas de abril en Estados Unidos para presentar su nuevo álbum, "Diverso", y que le ha llevado también a Nueva York y Miami.

El show de Poveda (Barcelona, 1973) se desarrolló transitando desde palos del flamenco más jondo hasta boleros o música cubana, con los que trató de ganarse a las mil personas que no quisieron perderse el debut del artista en Los Ángeles.

El catalán volvió a demostrar su madurez y evidenció que es capaz de generar consenso entre aficionados puristas y devotos de otros géneros como la copla, el tango o el propio bolero.

"En la historia del flamenco hay mucho de compartir y de mezcla. (...) la música folclórica latinoamericana y de raíz tiene mucho que ver con las canciones de los campesinos andaluces", explicaba Poveda sobre su apuesta musical.

Estuvo ante un público con amplias nociones de flamenco, que respetaba los silencios y jaleaba al artista cuando el compás lo pedía. Buena prueba de ello fue la nutrida presencia de estudiantes de flamenco de distintas academias de Los Ángeles, a quienes saludó en inglés al inicio del evento.

A Poveda lo flanquearon en el escenario, el guitarrista Jesús Guerrero, Paquito González a la percusión, Joan Amargós al piano, los coros y las palmas de Miguel Soto, y el baile de Antonio Molina "Londro".

Durante el concierto, la palabra libertad fue una de las más repetidas por el cantaor, quien también quiso referirse a su ídolo, Federico García Lorca, y a sus aventuras por el neoyorquino barrio de Harlem junto a la comunidad afroamericana.

"Quiero compartir cultura porque esa es la verdadera libertad; quiero hacer como Federico en Nueva York", dijo Poveda micro en mano rememorando al poeta granadino, en cuyos escritos se basó para el disco "Enloquecido" (2018).

Además, cantó a un problema global como la crisis climática gracias al tema "Padre", integrado dentro de su álbum "Diverso", antes de volver a España y a aquellos lugares que han marcado su vida y su trayectoria: Badalona, Jerez de la Frontera y el sevillano barrio de Triana.

Cuando el concierto encaraba su final, el artista realzó la importancia de la música para concienciar a la sociedad ante temas como la libertad sexual.

Lo hizo con la canción "Un Gran Varón", que compuso el panameño Omar Alfanno y cuenta la vida de una mujer transgénero rechazada en los años 80 del siglo pasado por su padre debido a su condición sexual hasta fallecer de sida sola en un hospital.

"Conocí esta historia real gracias a Pitingo. Valoro mucho a Alfanno por escribirla entonces, cuando era aún mucho más valiente reivindicar algo así", comentaba a Efe el artista sobre esta canción a la que guarda "un cariño especial".

Como guinda al concierto, un pequeño fin de fiesta con todo su elenco mientras salían del escenario cantando el verso "dame la libertad de los pueblos de la marisma" y el público en pie reconocía el talento del catalán y su compromiso social.

(c) Agencia EFE