Miley Cyrus lleva dos semanas sin probar el alcohol tras una recaída reciente

·2  min de lectura


La cantante Miley Cyrus, quien acaba de lanzar un nuevo disco -muy bien recibido por la crítica, por cierto- llamado 'Plastic Hearts', ha aprovechado su última entrevista para revelar que lleva dos semanas sin probar una gota de alcohol tras un período en el que sus coqueteos con la bebida han sido, en su propia opinión, algo excesivos.
Aunque la artista sostiene que no tiene un problema de alcoholismo como tal, sí ha admitido que ocasionalmente se deja llevar demasiado por los efluvios del alcohol y, en consecuencia, toma decisiones de las que suele acabar arrepintiéndose. En ese sentido, la estrella del pop cree que la mejor estrategia en su relación con ciertas sustancias reside en la "moderación" y en cortar por lo sano cuando la situación así lo requiere.
"Creo que cada uno hace lo que piensa que es mejor para ellos. Yo no tengo un problema con el alcohol, lo que tengo es un problema con las decisiones que tomo una vez he atravesado la línea de la moderación. Pero soy bastante disciplinada, de verdad que lo soy, me ha resultado bastante fácil iniciar períodos de sobriedad y salir de ellos cuando lo he querido. Para ser sincera, no puedo decir que durante el confinamiento haya estado siempre sobria, pero lo he estado cuando he decidido estarlo", ha explicado la intérprete estadounidense al portal musical de Apple, antes de hacer referencia a la supuesta maldición que, para los artistas, implica la edad que tenía hasta ayer lunes.
"Los 27 han sido una edad en la que me he tenido que proteger especialmente. Esa es una de las razones por las que me he mantenido más tiempo sobria, hemos perdido a muchos iconos a esa edad. Entras en un nuevo capítulo o te caes definitivamente. Siento que algunos artistas no pudieron manejar bien su propio poder o influencia, su energía. Y yo tengo mucho de eso último", ha manifestado sobre leyendas ya desaparecidas como Jimmy Hendrix, Kurt Cobain o Amy Winehouse.