La ciudad de Mineápolis aparece como opción para el Bucs-Chiefs

El Huracán Ian alcanzó la categoría cinco y se espera que genere más estragos en Florida, por lo que el juego del domingo entre Kansas City Chiefs y Tampa Bay Buccaneers por la Semana 4 de la NFL podría tener un cambio.

Dicho partido está programado para llevarse a cabo en fecha y horario en el Raymond James Stadium, justo donde el fenómeno meteorológico que alcanza los vientos de 249 kmh.

Sin embago, la liga no se quedó de brazos cruzados y ya tiene en mente un plan B: en caso de necesitarse por razones de seguridad, el duelo se trasladará al U.S. Bank Stadium, la casa de Minnesota Vikings.

El vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la NFL, Jeff Miller, dijo ante los medios: "Hasta que sepamos más sobre la tormenta, será difícil tomar esa decisión". La fecha límite para la elección no está puesta.

Mientras tanto, los Buccaneers ya fueron evacuados de Tampa, por lo que están entrenando en las instalaciones de unos Miami Dolphins que están en Cincinnati para jugar contra los Bengals el jueves.

"No podemos controlar las fuerzas externas. Ojalá podamos jugar en Tampa, pero si tenemos que ir a jugar a otro lado, solo tenemos que concentrarnos y asegurarnos. Nadie va a sentir lástima por nosotros, así que tenemos que estar listos para jugar", comentó el coach de Tampa Bay, Todd Bowles.

Esta sería la segunda vez que la NFL mueve un juego debido al clima después de que el Huracán Ida obligó a que el partido inaugural de la temporada 2021 entre Green Bay Packers New Orleans Saints se trasladara a Jacksonville.

Justamente la organización de Luisiana se enfrentará a Minnesota Vikings en Londres este domingo, por lo que el U.S. Bank Stadium fue puesto a disposición.

Foto: Getty Images