El nuevo método casero para alinear los dientes es un disparate

·4  min de lectura
Esta vez son las gomas en los dientes el nuevo peligro que se mueve en Tik Tok y sobre el que los especialistas han querido alertar.(Imagen: RRSS @alinabot)
Esta vez son las gomas en los dientes el nuevo peligro que se mueve en Tik Tok y sobre el que los especialistas han querido alertar. (Imagen: RRSS @alinabot)

Después de borradores mágicos blanqueantes, de los alineadores dentales caseros, de las férulas de descarga para bruxismo sin regular y de venta on line, de los blanqueadores a domicilio, de los ejercitadores de mandíbula sin control o de la moda de limarse los dientes con una lima convencional, ahora toca el turno a las gomas dentales.

Tratar de reproducir las técnicas de los especialista en casa puede salirnos caro. Tras promover el uso de grills y otros accesorios para los dientes, donde celebrities como Madona, Kim Kardashian, Mylie Cyrus, Chris Brown, Rosalía o Rihanna fueron claves, ahora se publicita en redes el uso de gomas de ortodoncia casera para mover los dientes y alinearlos. (Foto: Getty)
Tratar de reproducir las técnicas de los especialista en casa puede salirnos caro. Tras promover el uso de grills y otros accesorios para los dientes, donde celebrities como Madona, Kim Kardashian, Mylie Cyrus, Chris Brown, Rosalía o Rihanna fueron claves, ahora se publicita en redes el uso de gomas de ortodoncia casera para mover los dientes y alinearlos. (Foto: Getty)

Se trata de una tendencia que consiste en decorar los dientes o intentar conseguir el efecto casero de ortodoncia, juntando los dientes de forma abrupta y sin control.

Internet es un gran escaparte donde multitud de informaciones llegan al momento, de forma rápida y muchas veces eficaz, pero, no todo vale. Esta forma de promocionar productos o maneras de proceder puede ser peligrosa ya que, en ocasiones, promueve prácticas nada saludables que confunden a la gente y pueden afectar negativamente a nuestra salud. 

“Es clave explicar el por qué del peligro de estas modas e intentar parar esta viralización” afirma el doctor Iván Malagón.

Como sabrás, los aparatos dentales "se utilizan para que de forma gradual se vayan realizando pequeños movimientos de las piezas de manera horizontal, a lo largo de la línea de la encía. Y a veces es necesario hacer uno de elementos auxiliares", cuentan desde la Clínica Ferrus & Bratos.

Pues las gomas de ortodoncia son esa ayudita extra, y se suelen emplear en gran parte de los tratamientos dentales. Aunque se conocen con este nombre genérico, existen dos tipos, cada uno con un objetivo dentro del procedimiento.

Existen las gomas empleadas para ligar el arco al bracket en el caso de los tratamientos de ortodoncia fija. Estas se conocen como 'ligaduras o bandas de goma', y son las responsables de que el arco ejerza la fuerza necesaria para realizar los micro-movimientos dentales.

Por otro lado, estarían los elásticos intermaxilares, cuyo objetivo es conseguir una oclusión correcta. Se tratan de gomitas que van colocadas en ambas arcadas, ejerciendo la fuerza hacia una dirección concreta para que el maxilar inferior y superior encajen adecuadamente.

Esto es algo que la gente no suele tener en cuenta a la hora de lanzarse a comprar por internet y puede equivocarse al escoger las gomas, dejándose llevar por ofertas engañosas y por motivos estéticos -como que sean de colores atractivos- en vez de enfocarse en los fines saludables de esta técnica dental.

"Cuando movemos los dientes con ortodoncia en clínica, las fuerzas tienen que estar individualizadas para cada paciente, dependiendo de si se tiene más soporte de hueso o menos. Está todo milimétricamente medido, ya que cuando movemos los dientes, tenemos que generar hueso alveolar para que éstos no se caigan", explica el odontólogo.

Sin embargo, cuando la persona se pone una goma en los dientes a modo de ortodoncia, le aplica una fuerza mucho mayor, sin el control que realizan los especialistas en las consultas. Estos suelen utilizar aparatos de ortodoncia para controlar esa presión y que no haya complicaciones como rozaduras o dientes rotos.

De lo contrario, puede haber otras consecuencias negativas como que:

  • Los dientes se moverán y cerrarán esos huecos,

  • Además, pero durante el tiempo que tardan en cerrarse (unas horas) no se generará hueso, haciendo que se pierda soporte.

  • A medio o largo plazo, los dientes tenderán a caerse más fácilmente.

"Por ejemplo, en mi clínica seguimos un protocolo donde cada diente se tiene que mover como máximo un cuarto de milímetro a la semana, que precisamente es el mínimo el movimiento para que se genere un hueso bien consolidado", explica Malagón.

Si se mueve más de eso, podría no generarse hueso y no se consolida ese movimiento. Es decir, se mueven los dientes, pero luego vuelven a su sitio y encima, se ha perdido hueso de soporte. Por lo tanto, esta moda es nociva y mala para la supervivencia de las piezas dentales.

Además, el especialista insiste en que al realizarla, "no se tiene el control del movimiento, porque, se cierra el hueco, pero los dientes se inclinan, y el simple acto de masticar hará que se siga perdiendo hueso con la consecuencia de una posible pérdida de dientes prematura".

A parte de todo esto, los profesionales suelen tener en cuenta otras variables antes de aconsejar el uso de las gomas dentales. Si por ejemplo, la persona tiene un diastema (espacio entre los dientes) y se lo cierra con una goma, lógicamente ese espacio se cerrará, pero posteriormente aparecerá en la parte de atrás, entre las muelas.

"Esto hará que se meta comida en él, impactando y formando bolsas periodontales, lo que hará que la persona no se pueda cepillar bien y con ello, la posibilidad de una pérdida de hueso vertical a nivel posterior… por todo ello, esta nueva moda es un auténtico despropósito”, alerta Malagón.

Una vez más, los especialistas desaconsejan seguir las modas que se publicitan en las redes, y advierten de sus riesgos y de las importancia de contrastar la eficacia y la seguridad de este tipo de alternativas, que de hacerse deben estar siempre guiadas por un profesional.

Los productos mágicos para los dientes o las modas que muestran una supuesta “corrección de imperfecciones” sin prescripción facultativa y sin la supervisión de un profesional cualificado, pueden tener consecuencias desastrosas para nuestra salud. Para todo tratamiento, es básico hacer un diagnóstico previo para prescribir un proceso que sea seguro para todo paciente, teniendo en cuenta las encías, las posibles patologías y los detalles morfológicos de cada pieza dental”, concluye el experto.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La experiencia terrible de una mujer que viajó a Turquía por una ortodoncia para ahorrarse dinero

La obsesión por una boca perfecta es sonrisa para hoy y problema para mañana

Necrosis pulpar, el daño irreversible del blanqueamiento dental

Las papillas, culpables de que hayas tenido que llevar ortopedia dental