“MotoSimi”, la tendencia de lanzar un peluche del Dr. Simi llegó a Rosalía en México

·2  min de lectura

Luego de hacerse tendencia tras golpear en la cara a Lady Gaga, el peluche de Dr. Simi llegó hasta el mismísimo escenario de la Rosalía durante su primer concierto en México el pasado 14 de agosto.

“Quiero que sepáis que estoy muy ilusionada de tocar aquí en la Ciudad de México”, dijo la artista al público. “Es muy fuerte para mí tocar aquí por primera vez y ver esto lleno de 10 mil personas que me tenéis el corazón robao’”, les confesó a los asistentes que se desbordaron en gritos ya aplausos.

Ante un Auditorio Nacional abarrotado, la cantante española se mostró sorprendida y agradecida con el regalo que le hicieron sus seguidores.

“Aquí ponle ‘Motomami México’, porque mi teoría es que México es muy motomami”, expresó después de recibir hasta tres peluches del Dr. Simi.

Maestra en el uso de redes sociales como es, la intérprete de “Despechá” posó con los tres muñecos, por lo que las imágenes se volvieron tendencia casi de inmediato, por lo que los seguidores han dicho que replicarán la acción en las próximas presentaciones de Rosalía en Guadalajara, que será el 17 de agosto en el Auditorio Telmex; y en Monterrey, el próximo 19 de agosto, en el Auditorio Citibanamex.

¿Por qué se hizo famoso el peluche del Dr. Simi?

Hace unos días se viralizó la imagen de uno de esos muñecos cuando golpeó en la cara a Lady Gaga, durante el concierto que ofreció en Toronto, Canadá, lo que dio a conocer la tendencia de lanzar la miniatura de la botarga a artistas durante sus presentaciones, cosa que ha sucedido con Coldplay, Maroon 5 y hasta Los Tigres del Norte.

Sin embargo, todo comenzó en el 2021 durante la presentación de la cantante noruega Aurora en el festival Corona Capital en la Ciudad de México, que fue el mismo que marcó el regreso de los eventos masivos presenciales tras el confinamiento que provocó la llegada del covid-19. Al verlo, la artista lo tomó y lo abrazó antes de volver a dejarlo para continuar.

Debido a que el concierto tuvo una transmisión vía streaming, las imágenes quedaron grabadas y se reprodujeron llamando a otros a hacer lo mismo.